Nueva York Explosiones frente a consulado británico
 
PROCESO DIGITAL
 

NUEVA YORK.- Dos pequeñas explosiones han causado algunos daños en el exterior del consulado británico en Nueva York, pero según fuentes policiales no hubo que lamentar víctimas. Las autoridades estadounidenses desconocen por ahora la autoría y motivación de estas acciones.

El suceso ocurrió durante la madrugada de hoy, coincidiendo con la jornada electoral en Reino Unido.

 

Según las informaciones disponibles, la policía fue alertada de las explosiones por una llamada al servicio de emergencia hacia las 3.50 hora local (9.50 hora peninsular).

Según informaron en rueda de prensa el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, y el jefe de la Policía, Raymond Kelly, la explosión fue causada por dos artefactos de fabricación casera, posiblemente conectados entre sí. Kelly explicó se trataba de artefactos "improvisados", fabricados con granadas de juguete, que los que los elaboraron habían rellenado con algún producto, posiblemente pólvora, y que podrían estar unidos por una misma mecha.

Estaban en una jardinera de cemento, situada en la acera, en el exterior del consulado, que originalmente sirve para proteger el edificio.

La detonación hizo que algunos pedazos de cemento saltaran por los aires y ocasionó daños en la puerta principal y alguna ventana del edificio, donde hay otras oficinas además del consulado.

Bloomberg precisó que no se habían recibido amenazas antes de la explosión, y que hay tranquilidad en la ciudad, por lo que recomendó a los ciudadanos continuar su vida con normalidad.

El alcalde reconoció que se desconocen los motivos de la acción, y precisó que se investiga si las cámaras de vídeo instaladas en el edificio del consulado y en otros cercanos han captado imágenes de la persona o personas que colocaron los artefactos.

Por su parte, el jefe de la policía reconoció que la explosión tuvo suficiente potencia como para haber causado víctimas si alguien hubiera pasado en ese momento por el lugar.

El recuerdo del 11-S
Algunos testigos dijeron haber escuchado dos detonaciones en cuestión de segundos.

La noticia de la explosión hizo que sonara rápidamente la alarma en Nueva York, donde todavía está muy vivo el recuerdo de los atentados terroristas de septiembre de 2001.

Las legaciones diplomáticas de Reino Unido han sido objetivo de ataques terroristas en el pasado, entre ellos un atentado suicida contra su consulado en Estambul (Turquía) en 2003.