La "madre más vieja"
 
  • Zlatija Jovic vive en el poblado de Gornje Birijanje, Serbia, donde a pesar de tener siete meses de embarazo con 67 años, ayuda a su esposo con las tareas de la casa y la granja en general.
 

Los médicos que la atienden informaron que Zlatija espera que su primer hijo nazca a mediados de julio, lo que la convertiría en la madre con mayor edad de la que se tenga registro.

"Queremos que sea un niño para que pueda heredar la tierra", explica la anciana y agrega que ha rezado mucho a Dios para que le diera un hijo.

Todavía no está claro si Zlatija pudo quedar embarazada de manera natural o si se sometió a un tratamiento de fertilidad, como lo hizo la rumana Adriana Iliescu en enero, a los 66 años.

No obstante, los especialistas que la atienden consideran que independientemente de la forma en que pudo concebir el bebé, su embarazo "es un evento extraordinario para la región".

 

Zlatija se casó por primera vez con su pareja Miodrag Jovic, de 53 años, en 1975, pero poco después se divorciaron.

Miodrag contrajo matrimonio otras dos veces y tuvo una hija, que es madre de dos niños.

Hace nueve años, Zlatija y Miodrag se volvieron a casar, según informó la prensa local.

Ética
Peter Bowen-Simpkins, del Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido, cree que Jovic se sometió a un tratamiento de fertilidad para poder quedar embarazada.

"Debió haber tenido un óvulo donado de una mujer joven".

Bowen-Simpkins sospecha que el huevo fue fertilizado en el laboratorio con la esperma de Miodrag y que luego fue introducido en el vientre de Zlatija.
"Esto es posible desde el punto de vista técnico, pero desde el punto de vista ético creo que existen grandes problemas", agregó.

De acuerdo con Bowen-Simpkins, las madres con avanzada edad pueden sufrir durante el embarazo complicaciones relacionadas con la presión arterial o la circulación.

Esto, para el especialista, podría afectar el desarrollo del feto.

"Pero la mayor preocupación es la edad de la madre y su habilidad para traer al mundo al niño", concluyó Bowen-Simpkins.