Incursión
El Salvador insiste que eran soldados hondureños
 

 PROCESO DIGITAL

Tegucigalpa. Los ministros de Defensa de El Salvador y Honduras se contradijeron ayer en sus últimas versiones sobre quiénes fueron los responsables de irrumpir en el fronterizo cantón salvadoreño de Quipure, departamento de Chalatenango, el jueves pasado.


El incidente ocurrió en la comunidad de Chalatenango, en la frontera con Honduras.


“Se trata de un grupo de delincuentes que asolan a las comunidades fronterizas de ambas naciones vestidos con uniformes militares”, declaró el ministro de Defensa de Honduras, Federico Brevé, en rueda de prensa.

Brevé indicó que los responsables, según sus informes, portan fusiles M-60 y granadas, armas que no son utilizadas por las tropas hondureñas cerca de los límites entre ambos países.

Sin embargo, el ministro de Defensa salvadoreño, Otto Romero, continuó sosteniendo que los 12 hombres que exigieron comida y dinero a la población del lugar pertenecían a las fuerzas armadas hondureñas.

“No hay duda de que fueron soldados hondureños. Estamos tratando de aclarar las condiciones en las que sucedió el hecho, pero fueron militares de aquel país”, aseguró de nuevo el funcionario salvadoreño.

Romero insistió incluso en que “una situación similar” aconteció en el sector de Nahuaterique hace un mes. “Las autoridades (hondureñas) no les dan instrucciones correctas a sus tropas”, aseveró, para acabar matizando: “Son hechos aislados. Creemos en la buena fe de las autoridades hondureñas en la investigación del caso”.

Brevé, en respuesta, sostuvo que hay una “comunicación fluida y excelente” entre los jefes militares fronterizos de las dos naciones, lo que en su opinión ayudará a solventar el problema.

Antecedentes
Habitantes del cantón Quipure habían denunciado, con anterioridad, incursiones de soldados hondureños en el área. Según publicó LA PRENSA GRÁFICA el 17 de abril pasado, es común que soldados hondureños deambulen por el lugar, y pobladores de la zona han mantenido disputas con la jurisdicción hondureña La Virtud por diferencias en el manejo del agua.

“Obviamente, es muy complicado decir que en una zona incursionaron salvadoreños u hondureños porque son territorios recién delimitados en la frontera. No hay una exactitud de dónde viene la sentencia”, asegura el vicecanciller salvadoreño, Eduardo Cálix, quien afirma mantenerse a la expectativa de una respuesta oficial del gobierno vecino.

“Esperamos todavía que nos digan con exactitud qué es lo que ha sucedido en el lugar”, remató Eduardo Cálix.

Gobierno dice que envió la queja oficial el viernes
El vicecanciller de El Salvador, Eduardo Cálix, aseguró ayer que el Gobierno salvadoreño envió, el viernes pasado, una nota pidiéndole explicación a su similar hondureño sobre la supuesta incursión de militares hondureños. “Ya fue recibida por Cancillería hondureña. Nuestro canciller ya se comunicó con su similar hondureño para decirle que la nota iba en camino”, recalcó Cálix.

Según la información brindada por la Cancillería salvadoreña, el documento narra los acontecimientos que relataron los pobladores del lugar durante las entrevistas que emisarios del Gobierno hicieron el jueves pasado.

“Le pedimos a Honduras que nos confirme o no la versión de los locatarios”, apuntó Cálix, que espera que para hoy o mañana el gobierno vecino ofrezca por vía oficial una explicación.

Se quiso contactar a la Cancillería de Honduras, pero hasta la hora de cierre de este periódico resultó imposible encontrar a cualquiera de sus voceros.

Notas relacionadas