Maduro trunca intenciones de políticos que quieren quedarse en el gobierno
 

Proceso Digital

  • La determinación presidencial frena las posibilidades de viejos líderes nacionalistas que sueñan con mantenerse o regresar al Congreso

Tegucigalpa. El presidente Ricardo Maduro exigió sus renuncias a los funcionarios que resultaron electos en las pasadas elecciones internas del partido de gobierno.

El presidente Ricardo Maduro exigió la renuncia a los funcionarios que resultaron favorecidos a cargos de elección popular en las primarias, pese a la intención manifiesta de algunos de permanecer en el Ejecutivo y renunciar a sus posiciones electorales.
 

La petición fue formulada oficialmente por el gobernante en cadena nacional de radio y televisión y está dirigida, especialmente, a los altos personeros que han renunciado a sus cargos de elección para continuar en el aparato estatal.

Con esto Maduro trunca la posibilidad de que algunos de sus cercanos colaboradores continúen en el servicio público y la vez sigan activando en política.

La medida surge después que trascendiera que las directora del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) Aída Valladares y del Programa de Asignación Familiar (PRAF) Elizabeth Zúñiga depusieron sus cargos para dar paso a varios candidatos que quedaron excluidos en las pasadas elecciones.

Ha trascendido que entre los beneficiados con estas medidas estarían los viejos dirigentes políticos Oswaldo Ramos Soto, Nora de Melgar, Angelo Bottazzi y el Jorge Carranza, estos dos últimos miembros del gabinete de gobierno.

En círculos políticos trascendió que Zúñiga y Valladares habrían depuesto sus aspiraciones a una curul en el Congreso Nacional a cambio de ser ratificadas en sus respectivos cargos en lo que falta de la administración y en la venidera en caso de ganar las elecciones el Partido Nacional.

Otros de los funcionarios que deberán renunciar para dedicarse a la búsqueda de un puesto de elección popular, además de las anteriores, son: Arnoldo
Avilez, ministro de Cultura y Jorge Hernández Alcerro, ministro de Gobernación.

El presidente del Tribunal Nacional de Elecciones (TSE) Arístides Mejía, dijo que la ley permite que los candidatos puedan renunciar antes del 26 de este mes y que sus suplentes asuman la titularidad de la candidatura, en el caso de los diputados.

Esto, por supuesto, beneficiaría a varios viejos dirigentes que no fueron electos, como es el caso de Ramos Soto, Nora de Melgar, Botazzi y Carranza, quienes participaron en la pasada contienda interna en el movimiento Nuevo Tiempo, Miguel Rodrigo Pastor.

Las organizaciones feministas del país han amenazado con tomar medidas de presión en caso que el diputado Ramos Soto ocupe una de las diputaciones, ya que fue uno de los parlamentarios que se opuso a que las mujeres se les conceda en un 30 por ciento de los puestos de elección popular.