Cerebro de hombre reconecta espontáneamente tras 20 años

   

04 de julio de 2006

Washington- Un hombre de 42 años que estuvo mínimamente consciente durante los últimos 20 ha recuperado su capacidad de habla y de movimiento, después que su cerebro
espontáneamente reconectó sus circuitos, según el "Journal of Clinical Investigation" de EEUU.

Terry Wallis

El estudio divulgado esta semana por la publicación señala que el cerebro de Terry Wallis reconectó sus circuitos, ya que generó nuevas conexiones nerviosas pequeñas que sustituyeron a las dañadas, en el accidente de automóvil que sufrió cuando tenía 19 años.

La recuperación se produjo hace tres años, según el "Journal of Clinical Investigation" de EEUU, y el análisis e investigación de los ocurrido ha sido estudiado por el neurólogo Nicholas Schiff de la Universidad de Cornell en Nueva York y el radiólogo Henning Voss del mismo centro, entre otros.

Wallis, al parecer el primer hombre de EEUU en experimentar este tipo de recuperación, sufrió un accidente de automóvil que le dejó durante un tiempo en coma y luego en un estado de consciencia mínima, durante el cual estaba despierto pero no se comunicaba, sólo con algún movimiento ligero con la cabeza o sonido gutural.

Durante este tiempo estuvo ingresado en un centro de rehabilitación en Mountain View (Arkansas).

Actualmente su capacidad para hablar mejora diariamente y puede contar hasta 25 sin interrupciones. Sin embargo, no recuerda nada de las casi dos décadas que ha estado mínimamente consciente, aunque sí de su vida previa al accidente.

"Cree todavía que Ronald Reagan es presidente de EEUU", según dijo su padre Jerry en un comunicado, y añadió que Terry pensaba hasta hace poco que tenía 20 años.

Wallis tampoco es capaz de andar y necesita ayuda para comer. Según James Bernat, neurólogo del Centro Médico de New Hampshire
que conoce el caso, las "fibras de las células estaban dañadas, pero
las células en si mismas no".

Las células nerviosas que no están muertas pueden volver a generar conexiones, aseguró Bernat.

Sin embargo, según los expertos, ello ocurre con menor frecuencia en el cerebro.

La investigación sugiere, de acuerdo con los médicos, que la aparente recuperación repentina de Wallis se venía produciendo poco
a poco mientras los nervios en el cerebro formaban nuevas conexiones a un ritmo lento hasta que se generaron las suficientes para crear una red. EFE