Honduras ratifica cierre de sus
fronteras a pollo de Costa Rica

   

07 de julio de 2006


Tegucigalpa - Honduras reiteró hoy que mantendrá sus fronteras cerradas al ingreso de pollo costarricense hasta que se verifique en el sitio la eliminación total y el control de un brote de laringotraqueítis detectado en aquel país.

El ministro hondureño de Agricultura y Ganadería, Héctor Hernández, dijo a los periodistas que "mientras no haya un control de esta enfermedad en Costa Rica, Honduras no va a abrir su frontera".

Además de eso, señaló el funcionario, "tenemos que verificar en todas las granjas, hacer certificaciones, y Costa Rica tiene que declararse libre ante la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), y nosotros de acuerdo a nuestras leyes proceder".

Hernández denunció estar recibiendo presiones de empresarios importadores y exportadores de ambos países para que procedan a reabrir la frontera de manera inmediata.

"Hemos recibido presiones por parte de empresarios de Costa Rica para que inmediatamente abramos la frontera porque aducen que están perdiendo millones por la exportación a Honduras, y en Honduras los empresarios que están importando también nos están presionando", reveló el alto funcionario.

"Pero no podemos aceptar presiones de ningún tipo ya que la ley es pareja, y lo que hemos hecho es para proteger nuestro patrimonio", señaló.
Las autoridades hondureñas informaron el 21 de junio pasado de que la enfermedad aviar descubierta en la provincia caribeña de Limón, Costa Rica, obligó a Honduras a tomar medidas de protección "por tiempo indefinido".

"Sabemos que esta enfermedad no es dañina para el ser humano pero sí puede afectar la producción nacional (...), cada país tiene que protegerse porque sino el daño sería mayor", dijo Hernández, El funcionario informó de que actualmente cinco contenedores de pollo están parados en la frontera con Nicaragua "los que nosotros no dejamos entrar, y lo correcto sería que se regresaran a Costa Rica". ACAN-EFE