Cuestionan acuerdo para
repatriar cubanos ilegales

   

12 de julio de 2006

Tegucigalpa - El comisionado nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, cuestionó hoy un posible acuerdo entre los gobiernos de Honduras y Cuba para repatriar a los cubanos indocumentados que lleguen a este país centroamericano.

Ramón Custodio

Custodio advirtió que de concretarse el acuerdo, Honduras podría afrontar demandas internacionales, ya que es suscriptor desde 1992 de la Convención del Refugiado, por encima de la cual, "en caso de conflicto, no puede estar ningún acuerdo bilateral, informal".

"Si hemos ratificado la Convención y el Protocolo sobre el Estatuto del Refugiado nos es prohibida la repatriación obligada a quien, supuestamente, tiene razones para alegar que es perseguido en el país de origen", agregó.

Indicó que bajo el amparo de esta legislación "cualquiera de esos que va a ser repatriado puede acudir al sistema interamericano de los derechos humanos a denunciar al país, y Honduras puede ser condenada por violar la norma internacional".

El director de Migración y Extranjería de Honduras, Germán Espinal, declaró la semana pasada a Efe que más de 300 cubanos han ingresado ilegalmente a Honduras en lo que va de 2006.

Señaló que el flujo migratorio es superior al registrado en 2005, cuando entraron unos 170 cubanos.

Espinal dijo que el movimiento migratorio viene a confirmar la tesis de las autoridades hondureñas de que hay redes de traficantes de personas que operan desde Cuba a Honduras.

Informó de que comparte estas preocupaciones con "otros países interesados en frenar el flujo de cubanos" y que estudian la aplicación de medidas encaminadas a frenar el tráfico de indocumentados.

Espinal indicó que una de esas medidas sería "obligarlos a retornar al país de donde ingresaron, ya sea por vía marítima o terrestre". EFE