El Brent marca un nuevo récord
y supera los 78 dólares

14 de julio de 2006

Londres - El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, batió hoy un nuevo récord al superar por primera vez los 78 dólares en el mercado de futuros de Londres, empujado al alza por la crisis entre Israel y el Líbano y el conflicto nuclear con Irán.

El barril de Brent para entrega en agosto cotizó a 78,03 dólares a 06:56 GMT, lo que supone un incremento de 1,34 dólares con respecto al cierre de la sesión anterior en el Intercontinental Exchange Futures (ICE).

El petróleo del Mar del Norte pulverizó de esa manera el máximo histórico alcanzado el jueves, cuando llegó a pagarse a 76,95 dólares.

El Brent subió a esos niveles después de que los contratos de futuros del crudo Intermedio de Texas para entrega en agosto registraran este jueves un nuevo máximo histórico al tocar los 76,80 dólares.

El repunte del precio del crudo se debe, según los analistas, al aumento de la tensión en Oriente Próximo, donde las escaladas de ataques cruzados entre Israel y el Líbano mantiene en vilo a la comunidad internacional.

El Gobierno libanés pidió este jueves al Consejo de Seguridad de la ONU que emita una resolución "firme e inmediata" para que se establezca un alto al fuego y pida que Israel cese sus acciones militares contra el Líbano.

Según Mohammed Ali Zeimi, analista del Centro de Estudios de Energía Global londinense, los mercados temen que los ataques israelíes contra sus vecinos árabes provoquen una reacción en otros países musulmanes, como el propio Irán, y el conflicto se extienda a la toda la región, lo que podría afectar al suministro de crudo.

No puede descartarse, señaló el experto, que la organización terrorista Al Qaeda se vengue por los ataques y "pueda cometer atentados contra infraestructuras en países como Arabia Saudí", aliado de EEUU y principal productor de petróleo de la zona.

Al conflicto entre Israel y el Líbano, se suma la crisis de Irán (cuatro productor mundial de petróleo) por su polémico programa nuclear, después de que las potencias del Consejo de Seguridad de la ONU hayan decidido remitir a ese organismo el contencioso.