Mueren cuatro brasileños
en bombardeos en el Libano

   

14 de julio de 2006

BRASILIA- Cuatro brasileños de una misma familia, dos de ellos menores, han fallecido en uno de los bombardeos perpetrados por el Ejército israelí en el Líbano, según ha confirmado el Gobierno brasileño.

"El Gobierno brasileño se encuentra profundamente consternado por la muerte de nuestros cuatro ciudadanos, dos de ellos niños, del pueblo de Srifa, víctimas de las acciones militares en el Líbano", declaró en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Brasil.

"Brasil reitera su oposición a este tipo de represalias que no contribuyen nada más que a deteriorar la delicada situación que vive la región", añade el Ministerio.

El comunicado continúa solicitando la ayuda internacional para acabar con esta situación. "Nuestro país apela por el diálogo entre ambas partes, así como la mediación de las Naciones Unidas en favor de un rápido desenlace, que implique la liberación de los dos soldados israelíes secuestrados".

De momento, la ONU ha enviado a Oriente Próximo una delegación formada por tres personas para intentar mediar en la crisis entre Israel y el Líbano, "la mayor en la región en los últimos tiempos", según la ha calificado un portavoz de la ONU.

El equipo mediador de la ONU está formado por los asesores especiales en la zona, Vijay Nambiar, Álvaro de Soto y Terje Roed Larsen.


Por último, el ministro de Asuntos Exteriores brasileño, Celso Amorim, ha dado instrucciones al cónsul general de Brasil en Beirut para obtener la mayor información posible sobre las circunstancias que han provocado la muerte de sus conciudadanos.

Mientras, con estos cuatro ciudadanos brasileños, el número de muertos en el Líbano asciende ya a 56 y 103 heridos, según el ministro de Salud Pública, Mohamed Jalife. Entre los muertos hay al menos 10 menores, pero se ignora si entre las víctimas se encuentran combatientes de Hizbulá y cuántos son civiles.