Por temor miles de residentes
corren a naturalizarse

14 de julio de 2006

El Paso - Ante el temor de que las leyes de inmigración se endurezcan, en los últimos meses se ha elevado el número de peticiones de inmigrantes legales que buscan cuanto antes hacerse ciudadanos estadounidenses, según fuentes de inmigración.

En los últimos 10 meses se ha registrado un incremento de entre 16 y 18 por ciento en las solicitudes de naturalización de residentes legales, en comparación al año fiscal 2005, de acuerdo con estadísticas oficiales.

Mientras que en mayo del año pasado, 51.775 personas obtuvieron la ciudadanía estadounidense en todo el país, la cifra ascendió a 73.590 durante el mismo mes, en 2006. En ciudades fronterizas con México, como El Paso, el aumento ha sido de hasta 45 por ciento.

María Elena García Upson, portavoz del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), atribuyó este interés de los residentes por obtener su ciudadanía, al temor a ser deportados. Explicó que la incertidumbre se debe a la reforma migratoria que discute el Congreso de EEUU y que podría tipificar la condición de indocumentado como delito, entre otras medidas.

Y muchos de estos residentes tienen familiares que no poseen documentos y que viven en el país o que se encuentran fuera y al ser ciudadano se facilitaría su petición para venir al país.

García Upson dijo que aun cuando un residente legal tiene la seguridad de permanecer en el país, cualquier falta considerada como delito grave puede traer como consecuencia la cancelación de su estatus y su posterior deportación.

Agregó que las multitudinarias marchas de los meses pasados elevaron también el espíritu político de la población inmigrante, que ahora quiere poder votar en contra de políticos que apoyan estas propuestas en contra de su comunidad.

La vocera indicó que de 1986 a la fecha se han hecho ciudadanos más de 15 millones de residentes legales.

La cifra aumenta cuando se endurecen las medidas de seguridad nacional y cuando se habla de procesos más engorrosos para realizar un ajuste de estatus, dijo y puso como ejemplo que luego de los ataques del 9/11 las peticiones de naturalización se dispararon.

Adicionalmente, el sentimiento patriota ha hecho que los residentes que sirven al ejército de los Estados Unidos busquen su ciudadanía. Estos solicitantes reciben el ajuste de estatus de forma casi automática, y sin costo alguno, explicó la portavoz.

Para poder solicitar la ciudadanía estadounidense hay que ser residente (lo que se acredita con una tarjeta verde o "green card") y haber permanecido en EEUU al menos durante un período de cinco años consecutivos.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) hace esfuerzos por reducir el período de los trámites de naturalización a unos seis meses para finales de este año o principios de 2007, según los responsables de esa institución.EFE