Sin hacer bulla diputados se recetan “aumentazo”

15 de julio de 2006

Tegucigalpa - Los 180 diputados que integran el Congreso Nacional de Honduras se recetaron un jugoso aumento salarial, sin hacer mucha bulla para evitar las críticas de los hondureños, quienes cuestionan los estratosféricos emolumentos que devengan muchos funcionarios del Estado.

En esta oportunidad, los legisladores pretendieron justificar el jugoso incremento con eufemismos como que se trata de un ajuste para los gastos que tienen que hacer en sus diversas gestiones en “favor de los hondureños” o argumentando que son los peor pagados de Centroamérica.

La diputada Silvia Ayala y el congresista Orle Solis, también ratificaron el nuevo beneficio económico que en ambos casos es de unos diez mil lempiras (unos 500 dólares).

Extra grabadoras varios miembros del Poder Legislativo confirmaron su satisfacción personal por el nuevo ingreso mensual que oscila en diez mil y 18 mil lempiras, y dijeron estar molestos porque los medios lo manejan como mejora salarial.

El primero que se atrevió a aceptar públicamente el nuevo beneficio que recibe a través de una cuenta bancaria privada es el congresista del Partido Nacional, Arnoldo Avilés, cuyas declaraciones fueron contundentes.

El ex asesor del Poder Legislativo, Raúl Pineda Alvarado dijo que los salarios de los diputados hondureños son de los más bajos de la región y que es justo mejorarles el ingreso “pero considero que no es transparente hacerlo a escondidas del pueblo, y a través de una cuenta bancaria privada para encubrir el gasto”.

Pineda Alvarado afirmó que el ingreso mensual total promedio vigente de un diputado es de casi 52 mil lempiras, los cuales se distribuyen así: diez mil lempiras en una cuenta bancaria privada; otro cheque por unos ocho mil lempiras para gastos de representación y otro cheque de 34 mil de salario nominal.

En las declaraciones de algunos diputados y de Roberto Micheletti hay contradicciones. Algunos dicen que reciben un plus vía cheque, y otros indican que ese plus es a través de un cheque.

Plus para atender al pueblo
Al respecto, el diputado del Partido Demócrata Cristiano de Honduras, Orle Solis, no concibe el nuevo beneficio como mejora salarial.

Afirmó que está recibiendo un nuevo plus de casi diez mil lempiras, y que esto el pueblo no debe tomarlo como incremento salarial.

Según él, es normal que el parlamentario que trabaja reciba un beneficio extra por los múltiples gastos en el desarrollo de su trabajo en beneficio del bien popular.

En alusión al bono agrícola que se entregará a los campesinos que cultivan unas dos manzanas de tierra, y que ha sido cuestionado por la cúpula campesina hondureña, justificó que para ayudar con ese bono a los hombres del campo “estoy trabajando en la organización de esa gente para que presente las solicitudes, y esto implica gastos”.

Agregó que como congresista él trabaja bastante y mencionó, entre otras de sus actividades, el apoyo que brinda a empleados de una aerolínea que fueron despedidos. “Y en busca de justicia para ellos yo voy al Ministerio de Trabajo y hago otras gestiones”.

“Me movilizo y doy vueltas de arriba para abajo, y hasta he dejado de ir a mi departamento Olancho”.

Dijo que “varios congresistas planteamos al diputado presidente Roberto Micheletti que con el sueldo que teníamos era difícil cubrir algunas necesidades del pueblo hondureño”.

Y el diputado presidente respondió que sí era necesario “y que iba a ayudarnos a resolver el problema de todos y todas las diputadas, y que por eso buscaría la forma de ayudarnos a solventar el problema”.

Para movilización y otros gastos, el congresista del PDCH recibe casi diez mil lempiras “y esto no debe tomarse como aumento salarial”, según el diputado.

Por su parte, la diputada de Unificación Democrática (UD), Silvia Ayala, sostuvo que ella y sus compañeros de bancada no han recibido incremento salarial.

“Yo voy a hablar por mi. Al mes yo recibo un cheque por 31 mil 947 lempiras con 82 centavos, porque me deducen tres mil 57 lempiras de Impuesto Sobre la Renta y mil 995 lempiras para el INJUPEMP”.

Es decir, que su sueldo es de 36 mil 999 lempiras. “Ese es mi salario y de lo que recibo aporto a UD.”

Lo que sí aprobó el Congreso, y que quede claro, es una modificación a la tabla de viáticos de acuerdo a varios factores. “En mi caso esto significa un ingreso mensual de diez mil lempiras, y esto no es aumento salarial”.

Sostuvo que esos diez mil lempiras son para movilización y otros gastos, y que esa cantidad es depositada en su cuenta bancaria privada.

Dejó entrever que ella no recibe dos cheques y un plus; que sólo recibe un cheque y un plus en una cuenta bancaria.

Además, prosiguió, UD no avalará ningún incremento salarial “y esto lo conocen todos los parlamentarios porque nuestro interés es el bienestar del pueblo”.

Agregó que en el Poder Legislativo hay personas que sí reciben otras bonificaciones, como los directivos, jefes de bancada, presidentes de comisiones. “Y este es el problema, que no rinden cuentas porque el reglamento no es abierto y es por eso que UD siempre lo ha denunciado y exigido cambios a ese reglamento”.

Los diez mil lempiras en viáticos son nuevos pero trascendió, que algunos parlamentarios recibieron más como resultado de beneficios producto de cargos.

Se consultó a ambos congresistas como funciona esa asignación permanente de casi diez mil lempiras, y dijeron que eso lo decidió el diputado presidente.

Roberto Micheletti

El presidente del Congreso Nacional reconoció que desde marzo anterior sus colegas reciben un nuevo ingreso económico para cubrir gastos de movilización nacionales relacionados con la actividad legislativa.

Arguyó que el nuevo ingreso, aunque es permanente y mensual, no debe tomarse como mejora salarial “y no sé con qué intenciones se afirma lo contrario”.

Todo mundo sabe, sostuvo Micheletti, el elevado costo del combustible “y esto le da la autoridad a la junta directiva del Congreso, de tomar en consideración lo que los diputados han reclamado con toda justicia”.
Roberto Micheletti.

Esa asignación por movilización y comida, indicó, “se acredita a los diputados y lógicamente van a notarse en el aumento, en un cheque, porque se les tiene que pagar a través de un cheque que posteriormente se confirma al Tribunal Superior de Cuentas (TSC)”.

“Y es a través de un cheque porque hay que confirmarlo al TSC, y ese dinero que se paga es en consideración a los gastos que se aplican a los diferentes congresistas que hacen alguna actividad extra de lo que es la función permanente en el Congreso”, dijo textualmente Micheletti.

El diputado presidente mencionó como prueba de que no se aumentarán el sueldo, aunque si los gastos por razones de movilización, que no se incrementará el presupuesto asignado al Congreso.

“Que reclamen los ciudadanos si se aumenta un centavo del presupuesto, pero sí tenemos la obligación de considerar al congresista que hace gastos extraordinarios relacionados con su función”, concluyó.

Tomado de www.revistazo.com