Israel presenta una propuesta de cese de hostilidades a Líbano

   

16 de julio de 2006

Beirut/Jerusalén - El gobierno israelí ha presentado hoy al libanés, con la mediación de Italia, una propuesta condicionada para el cese de operaciones militares israelíes en el Líbano, cuando en las últimas horas se ha producido un peligroso aumento de la tensión en Oriente Medio.


Según el ministro de Información libanés, Gazi al Aridi, esta propuesta tiene dos condiciones: que Hizbulá libere a los dos soldados israelíes capturados el pasado miércoles y que retire a sus milicias hasta el norte del río Litani.

La proposición se produce en medio de un clima de extrema tensión, después de que el Líbano acusó hoy al Consejo de Seguridad de la ONU de "buscar una rendición", mientras que Siria advirtió de que su respuesta a una agresión israelí "no tendrá limitaciones ni en el tiempo ni en los medios".

Mientras tanto, los dos contendientes directos, la milicia libanesa de Hizbulá causó hoy ocho muertos y 26 heridos en un ataque con Katiushas a la ciudad norteña israelí Haifa e Israel incrementó sus ataques a diversos objetivos en el Líbano, entre ellos los barrios del sur de Beirut.

El presidente libanés, Emile Lahud, acusó hoy al Consejo de Seguridad de buscar una "rendición" del Líbano, razón por la cual ha decidido no intervenir en el conflicto que sufre este país.

"Desgraciadamente, el Consejo de Seguridad se reunió pero aplazó su actuación para dar tiempo a que el Líbano se rinda, cosa que no sucederá", afirmó Lahud en una declaración pública.

Por el contrario -añadió- los ataques de Israel harán que muchos ciudadanos quieran defender a su país, llegando a sacrificar sus vidas o a cometer atentados terroristas.

"Debe cesar la violencia y declararse un alto el fuego; en este caso estamos dispuestos a negociarlo todo", dijo.

Ayer, el primer ministro Fuad Siniora ya pidió un alto el fuego y solicitó asistencia internacional para su país, pero hoy le respondió la secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, quien dijo hoy que su país no busca un alto el fuego apresurado, sino un fin definitivo de la violencia.

También el presidente del Parlamento, Nabih Berri, ha solicitado un cese de las hostilidades inmediato pues, de lo contrario, advirtió de las graves consecuencias para toda la región.

Siria ha reaccionado oficialmente por primera vez, en el quinto día de conflicto entre Israel y Hizbulá, y advertido de que responderá ante cualquier agresión israelí con una respuesta "que no tendrá limitaciones ni en el tiempo ni en los medios".

El ministro de Información sirio, Mohsen Bilal, dijo que ese eventual ataque "se encontrará con una réplica firme y directa" por parte del gobierno sirio, según la agencia siria SANA.

Israel incrementó sus ataques contra el sur libanés, con advertencias a la población de sur de que abandone sus casa hacia al norte, pues va a atacar el sur en las próximas horas.

Tras el ataque de Hizbulá a Haifa, la aviación israelí volvió a bombardear hoy los barrios del sur de Beirut, feudo de ese grupo chií, que ya había bombardeado durante la noche y madrugada pasadas.

Los cohetes que alcanzaron hoy la localidad de Haifa son de fabricación siria, aseguró el ministro de Transporte israelí, Shaul Mofaz.

Mientras los países del Grupo de los Ocho (G8) buscan una fórmula común para una declaración sobre el conflicto en Oriente Medio, dijo hoy el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

"Por insistencia de Rusia, la cumbre dedica una atención especial a la crisis de Oriente Medio", indicó Lavrov en conferencia de prensa, y añadió que había hablado con la secretaria norteamericana de Estado, Condolezza Rice, sobre "posibles fórmulas" aceptables por las partes contendientes.

Los expertos trabajan sobre el documento, que podría ser "una declaración especial sobre la situación en el Líbano y en Oriente Medio", o quedarse "en una parte de la declaración común", indicó Lavrov.

Añadió que el objetivo es elaborar una posición común que "no sustituya lo que debe hacer el Consejo de Seguridad de la ONU, pero que tampoco que sea una mera declaración".

El ministro ruso recalcó que la tarea consiste en "crear las condiciones para poder trabajar y no dejarse detener por las provocaciones", a la vez que opinó que los miembros del Consejo de Seguridad "deberían de trabajar permanentemente para que sus resoluciones se cumplan" en vez de retomar el tema del Oriente Medio "de crisis a crisis".

"La clave es el cumplimiento de las resoluciones de la ONU (sobre Oriente Medio)", insistió.

En declaraciones a la prensa que acompaña al presidente de EEUU, George W. Bush, en la cumbre del G8 que se desarrolla en San Petersburgo, Rice aseguró que EEUU se encuentra "profundamente preocupada" por la pérdida de vidas.

Pero la manera de solucionar el problema, según la secretaria de Estado, no es un alto el fuego declarado de manera apresurada, sino que debe lograrse un cese de la violencia que "ataje la raíz del problema".

Ante la gravedad de la situación, varios países como Suecia, España, Ucrania y Arabia Saudí han comenzado a evacuar a sus nacionales y otros como Francia, Polonia y Gran Bretaña se disponen a hacerlo. EFE