Diputado Gámez y comunidad negra fuman la pipa de la paz

   

17 de julio de 2006
Redacción Proceso Digital

Tegucigalpa - La comunidad negra de Honduras y el diputado Miguel Ángel Gámez, acusado por los primeros de racismo ante el Ministerio Público, llegaron prácticamente a un arreglo que evitará que el parlamentario nacionalista comparezca a juicio por el supuesto delito de discriminación en contra de los afrodescendientes hondureños.

Diputado Miguel Ángel Gámez.

La información fue confirmada por el propio diputado del Partido Nacional, Rodolfo Irías Navas, quien en los últimos días sirvió como mediador para lograr un acercamiento entre las partes y que los representantes de esa etnia autóctona aceptaran avalar el criterio de oportunidad que Gamez solicitaba para evitar ir a juicio.

Irías Navas confirmó que, en efecto, él logró acercar al presidente de la Organización de Desarrollo Comunitario (ODECO) Celeo Álvarez Casildo, representante de la etnia garífuna, con su compañero de bancada, y producto de ello se obtuvo un arreglo preliminar que las partes darán a conocer hoy martes desde la ciudad de La Ceiba, Atlántida.

Gamez fue acusado ante el Ministerio Público por el delito de racismo y discriminación racial por las comunidades negras, luego que el pasado mes de marzo ofreciera una entrevista a Proceso Digital en la que hacía declaraciones racistas, particularmente hacia ese grupo autóctono nacional.

Por esas mismas declaraciones, la Fiscalía de las Etnias y Patrimonio Cultural levantó un expediente investigativo y tenía lista la acusación en contra del legislador, pero el acuerdo alcanzado dejaría en suspenso el requerimiento fiscal y allanaría el camino para que Gamez no sea enjuiciado.

Fuentes que han participado en las pláticas, señalaron ayer que el acuerdo estaría condicionado a que el diputado impulse en el Congreso Nacional un proyecto de ley encaminado a combatir el racismo en el país y además a reactivar una comisión ejecutiva contra el racismo que existe en papel pero que nunca ha funcionado.

Preguntado al respecto, Irías Navas no quiso adelantar los puntos principales del arreglo y dijo que esperará que sea su compañero de partido y los representantes de las comunidades negras, los que den a conocer los alcances del mismo y las medidas que se adoptarán como parte del mismo.

Proceso Digital intentó confirmar la información por la vía telefónica con el presidente de ODECO, Celeo Álvarez Casildo, pero hasta la redacción de esta nota periodística el dirigente indígena no había devuelto la llamada, aunque se le dejó un mensaje en su teléfono móvil.

Se conoció que el acuerdo entre las partes será anexado al expediente abierto por el Ministerio Público y esto daría por aceptado el criterio de oportunidad que solicitó en su momento la defensa del diputado Gámez y prácticamente conllevaría a archivar y dar por cerradas las diligencias.

Según informó radio América este día, el acuerdo además conlleva a que Gamez dé lectura a una carta pública, en la que reitera sus disculpas a la comunidad negra por sus declaraciones y de las cuales se desprendiero las acciones que derivaron en denuncias ante el Ministerio Público.