Embajador no opina sobre divergencias en el Ejecutivo

   
  • Se abstiene de opinar sobre divergencias entre el presidente Zelaya y el vicepresidente Elvín Santos sobre la compra de petróleo a Venezuela
18 de julio de 2006 

Tegucigalpa - El embajador de Estados Unidos, Charles Ford, se abstuvo de comentar hoy sobre las opiniones divergentes que priman entre el presidente Manuel Zelaya y el vicepresidente Elvín Santos, en torno a la compra de petróleo a Venezuela.

El vicepresidente Elvín Santos dijo el lunes de esta semana, en una entrevista al periódico El Heraldo, que no estaba de acuerdo con la adquisición de petróleo a Caracas, opinión que va en contra de la política del gobernante sobre ese tema.

Charles Ford embajador de EEUU en Honduras.


Santos reveló que en estos cinco meses que lleva de gobierno el Partido Liberal, él no ha recibido el trato que su investidura demanda, ha tenido algún rechazo de ciertos funcionarios del gobierno y que no está de acuerdo con una relación comercial con Venezuela.

Inclusive dijo que en su partido hay dos facetas ideológicas y él se ubica en la “sombrilla democrática”.

Preguntado sobre ese tema, el embajador de EEUU se limitó a decir que “ese es un tema interno al cual no quisiera referirme”.

Ford viajó hoy Washington a una serie de consultas, pero retornará en los próximos dos días.

Asume G-16


En otro tema, Ford informó que Estados Unidos recibió esta semana de Alemania la presidencia pro témpore del G-16, que integran los principales países cooperantes y los organismos internacionales de crédito que tienen presencia en Honduras.

El G-16 nace como una iniciativa del grupo de Estocolmo, Suecia, para dar seguimiento a las inversiones y la cooperación brindada a Honduras, tras el paso devastador del huracán Mitch en octubre de 1998.

“Es para mi un gran privilegio estar al frente del grupo 16 por los próximos seis meses, el G-16 como ustedes saben es un grupo de donantes bilaterales y multilaterales que damos cada año 600 millones de dólares a Honduras en apoyo a su programa de reducción de pobreza y mejora económica y social”, dijo Charles Ford, embajador de Estados Unidos.

El G-16 es un equipo de coordinación que tiene por objeto responder a las necesidades del gobierno de Honduras.

Agregó que los países cooperantes están interesados que Honduras mantenga una sana macroeconomía, ya que éste ha sido un factor clave para la condonación de la deuda externa y sentar las bases para reducción de la pobreza.

“En el G-16 estamos pendientes de los pasos que va tomar el gobierno en términos de política salarial y de las deudas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel)”, dijo.