Confirman otro secuestro de un joven en el norte del país

   

18 de julio de 2006

Tegucigalpa - La Policía de Honduras confirmó hoy el secuestro de un joven en Villanueva, Cortés, en el norte del país, por quien sus captores exigen un cuantioso rescate.

El portavoz de la Policía, Leonel Sauceda, dijo a los periodistas que el secuestro, de Ramón Geovanny Serrano, de 16 años de edad, se registró el pasado lunes en la colonia Villas del Sol, municipio de Villanueva.

Agregó que Serrano fue interceptado por hombres armados que lo introdujeron en un automóvil y se lo llevaron hacia un lugar desconocido.

La Policía, al ser alertada, inició una persecución, pero la patrulla que emprendió la operación sufrió un accidente en el que un oficial resultó lesionado, indicó Sauceda.

La misma fuente subrayó que la Policía no está participando en el proceso de negociaciones entre los secuestradores y la familia de Serrano, "para no poner en riesgo la vida del menor".

No obstante, acotó Sauceda, la Policía cumple con sus funciones de brindar seguridad e investigar todos los hechos delictivos como el secuestro de personas.

La madre del secuestrado fue identificada como Blanca Serrano, mientras que el padre es un ciudadano cubano-estadounidense, de quien no se precisó su nombre.

Los secuestradores estarían pidiendo entre dos y cinco millones de lempiras (entre 105.820 y 264.555 dólares), según versiones extraoficiales.

En lo que va de año en Honduras se han registrado al menos seis secuestros, incluido el de Serrano.

Los cinco casos anteriores se han resuelto sin causar daños mayores a los secuestrados, entre los que figuran dos niños, aunque en algunos se pagó rescate. EFE