Elevan a 525 los muertos y a 273 los desaparecidos por "tsunami"

   

19 de julio de 2006

Cilacap (Indonesia) - La cifra de muertos en el "tsunami" (ola gigante) que sacudió la isla de Java el lunes ha subido hoy hasta las 525 personas y que además hay 273 desaparecidos, se informó oficialmente hoy.

Una portavoz de la Agencia de Gestión de Desastres Nacional de Indonesia (Bakornas-PBP, en indonesio) indicó a Efe por teléfono que tienen contabilizados también 383 heridos y 38.700 personas desplazadas.


Veintiocho víctimas mortales fueron sepultadas hoy en una fosa común en el Cementerio Público de Pamugara sin que hubieran sido identificados.

Fuentes de los equipos de rescate indicaron que se trataba de cadáveres que nadie había reclamado y que se encontraba en las cámaras congeladoras de una factoría pesquera de la zona

Los temblores de tierra volvieron a crear el pánico esta mañana entre los residentes de Pangandaran, la zona más afectada, una turístico destino playero a unos 270 kilómetros al sureste de Yakarta.

Los residentes de Pangandaran salieron corriendo a la calle en dirección contraria al mar mientras alertaban con gritos de "tsunami" a los vecinos, al igual que el lunes pasado.

Tres movimientos telúricos, de 5,4, 5,0 y 4,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, sacudieron hoy la región meridional de Java, la isla con mayor densidad demográfica de Indonesia, según la agencia estadounidense "Earthquake Hazard Program".

Los seísmos no han dejado de sucederse en esa parte del mundo desde que el lunes pasado un maremoto de 7,7 grados de magnitud formara un "tsunami" que se abatió sobre el litoral javanés.

Indonesia fue la nación más castigada el "tsunami" del 26 de diciembre de 2004, que mató a 226.408 personas en doce naciones del Océano Indico, ya que la mayor parte de las víctimas fueron indonesios.

El 27 de mayo pasado, un terremoto de 6,2 grados de potencia sacudió el sur de Java y causó 5.749 muertos y 12.037 heridos, así como daños valorados en 1.454 millones de dólares (1.160 millones de euros), según la Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU. EFE