La profesión de periodista entre las peor valoradas en España

   
20 de julio de 2006

El último barómetro del CIS analiza la percepción que tienen los españolas de las diferentes profesiones. Combinando variables como el sueldo u la “utilidad social” de las mismas, los profesionales sanitarios son los más valorados mientras que los periodistas, aunque aprueban, estamos en la parte baja de la tabla.


Los médicos obtienen la nota más alta en la valoración de los españoles (8,29), seguidos de enfermeros (7,8), profesores (7,7), arquitectos (7,4), informáticos (7,35), albañiles (7,21), fontaneros (6,99), policías (6,86), escritores (6,75) y empresarios (6,65). Por debajo de los 6,5 puntos se sitúan los jueces (6,49), los abogados (6,42), los periodistas (6,16) y los militares (5,89).

Un dato más a tener en cuenta, es que según este estudio del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), cuando se pregunta a los españoles sobre la profesión que recomendarían a sus hijos, muy pocos dirían escritor o periodista. Lo mismo ocurre con profesiones como militar, policía o albañil.

Lo que a los padres les gustaría, o al menos así se lo recomiendan a sus hijos, es que se dediquen a ser médico, arquitecto, informático, profesor o abogado. El aspecto más importante a la hora de hacer esa recomendación laboral sería, apunta, la vocación, seguida de los ingresos económicos de la situación del mercado laboral.

SUELDO Y PRESTIGIO
Mientras que en el caso de la abogacía y la arquitectura se destaca en primer lugar que están bien pagadas y, en segundo, su prestigio social, cuando se pregunta por los médicos, los enfermeros, los profesores o los policías, los españoles destacan que son "socialmente útiles".

La alta valoración que reciben las profesiones de informático, albañil y fontanero se debe, fundamentalmente, a que tiene "mayores posibilidades de encontrar trabajo".

De la profesión de juez se destaca el prestigio social, mientras que, en el caso del escritor, lo que más aprecian los españoles es la posibilidad de desarrollar la iniciativa personal, característica que también resaltan, aunque en menor medida, en los empresarios y en los periodistas.

Según el barómetro, en los últimos diez años ha aumentado sobre todo el prestigio de informáticos, arquitectos, médicos y albañiles, mientras que profesiones como las de militar, juez o abogado se sitúan entre las que han perdido valor.

Por último, para el 30 por ciento de los encuestados, una misma profesión tiene más prestigio cuando se desarrolla en una empresa privada, mientras que el 25 por ciento considera que es más prestigiosa dentro de la administración.

Tomada de Periodista Digital