Tropas israelíes penetran sur Líbano y se intensifican combates

   
21 de julio de 2006

Jerusalén - Unidades mecanizadas israelíes, apoyadas por tropas de infantería y bajo protección de la artillería penetraron hoy en el sur del Líbano, donde se hicieron con el control de una aldea, a la búsqueda de militantes y emplazamientos de lanzaderas de cohetes del grupo chií Hizbulá.


La aldea libanesa de Marún Al Ras, en la zona meridional próxima a la frontera con Israel, ha sido tomada por las fuerzas israelíes y está totalmente bajo su control, dijo hoy un portavoz militar israelí.

En declaraciones a la prensa, el coronel Gal Hirsch, de la Zona Militar Norte de Israel, dijo que la aldea quedó bajo control de las tropas israelíes, tras combates con milicianos de Hizbulá, cuyas fuerzas han sufrido un elevado número de bajas.

No obstante, algunas informaciones recogidas por la radio pública israelí indican que en torno a Marún Al Ras se siguen librando intensos combates entre milicianos de Hizbulá y fuerzas de elite israelíes.

Un pequeño contingente mecanizado del Ejército israelí, apoyado por unidades de infantería, cruzó esta tarde la frontera con el Líbano y se hizo con el control de una aldea en la zona meridional libanesa, informaron fuentes militares israelíes.

Una portavoz militar israelí confirmó a EFE que el contingente mecanizado, compuesto por carros de combate, excavadoras y vehículos de transporte de tropas, sobrepasó un puesto de control de la ONU y se dirigió a Marún Al Ras, donde se encontraba ya un destacamento de comandos de elite.

Asimismo, la artillería israelí apoyaba la operación, mediante un bombardeo en la zona.

Estas incursiones tienen como objetivo neutralizar los emplazamientos de lanzaderas de cohetes "katiusha" y las posiciones del grupo chií libanés Hizbulá, que, a lo largo de la jornada del sábado ha lanzado más de 120 proyectiles contra Israel que han causado al menos ocho heridos, de ellos uno de gravedad y otro de pronóstico reservado según informó la radio estatal israelí.

Por otro lado, el coronel Hirsch desmintió las informaciones de que otro soldado israelí haya sido capturado por Hizbulá y subrayó que todos los militares que hayan resultado heridos o muertos se encuentran en territorio de Israel.

La radio pública israelí informó de que aviones y helicópteros están lanzando octavillas sobre la población de las aldeas del sur del Líbano para que se alejen de la zona, lo que indicaría que la ofensiva terrestre puede incrementarse en las próximas horas.

Una portavoz militar israelí dijo a EFE que dicha advertencia se formula "en beneficio de la seguridad de la población civil", puesto que en esa zona Hizbulá cuenta con diversas bases y emplazamientos de lanzaderas de cohetes "katiusha".

Un soldado israelí ha resultado herido de pronóstico reservado en un ataque llevado a cabo hoy por Hizbulá contra un puesto militar avanzado en el lado israelí de la frontera con el Líbano.

Un portavoz militar indicó a EFE que el ataque, al parecer, se llevó a cabo por milicianos de Hizbulá provistos de fusiles de precisión.

Por ahora, las operaciones contra las posiciones de Hizbulá en la zona fronteriza del Líbano meridional "son limitadas" pero fuentes militares israelíes han indicado que la convocatoria de 5.000 reservistas, ordenada ayer, viernes, hace "esperar una ampliación" en la intensidad de las operaciones, aunque aún nadie se atreve a mencionar la expresión "ofensiva a gran escala".

El ministro israelí de Defensa, Amir Peretz, reiteró hoy en un hospital de la ciudad septentrional de Haifa durante una visita a víctimas de los ataques con cohetes de Hizbulá que "Israel no tiene intenciones de conquistar el Líbano y no está en guerra con el pueblo libanés sino con los terroristas de Hizbulá". EFE