Annan exige a Israel investigue ataque contra ONU en Líbano

   

25 de julio de 2006

Naciones Unidas - El secretario general de la ONU, Kofi Annan, exigió hoy al Gobierno de Israel que investigue el "ataque aparentemente deliberado" de las fuerzas israelíes contra un puesto de los "cascos azules" en el sur de Líbano, que dejó dos muertos y dos desaparecidos.

"Hago el llamamiento al gobierno de Israel a que lleve a cabo una investigación sobre este incidente perturbador y exijo que detenga cualquier otro ataque dirigido a posiciones y al personal de la ONU", afirmó Annan en un comunicado.

Kofi Annan.


Annan se declaró "conmocionado y profundamente desolado por el ataque aparentemente deliberado de las Fuerzas de Defensas Israelíes" en Khiyam, en el que han perecido "dos observadores militares y otros dos se creen que están muertos" también bajo los escombros.

El secretario general recriminó que la ofensiva aérea combinada con artillería contra un puesto de la ONU "claramente delimitado y establecido" se haya producido, después de las garantías personales que le dio el primer ministro israelí, Ehud Olmert, de que no atacarían posiciones de la misión del organismo internacional.

Annan aclaró que la ONU no ha revelado el nombre ni la nacionalidad de las víctimas por estar pendiente de notificación a sus familias, a quienes les extendió su más profundas condolencias.

Este no es el primer ataque israelí en el día de hoy cerca de las posiciones de las fuerzas de la ONU en el sur de Líbano, ya que ha habido 14 incidentes con disparos tan sólo por la tarde, según informó la oficina del portavoz.

La ofensiva aérea israelí contra la Fuerza Interina de Naciones Unidas en el sur de Líbano (UNIFIL) se produce en un momento en que el Consejo de Seguridad de la ONU está evaluando el futuro de la misión, que cuenta actualmente con 2.000 efectivos militares.

La UNIFIL, creada en 1978, ha denunciado que no puede realizar sus funciones de supervisión del alto el fuego desde que empezaron los enfrentamientos el pasado 12 de julio entre el ejército de Israel y la milicia chíi Hizbulá.

El secretario general de la ONU se ha mostrado partidario de reemplazar al operativo por una fuerza multinacional, con o sin bandera de las Naciones Unidas, que se instale en el sur del Líbano, a lo largo de la frontera con Israel.

Annan considera que la misión no puede llevar a cabo sus tareas esenciales, que básicamente están limitadas a la ayuda humanitaria, hasta que cesen las hostilidades.

El ataque contra el puesto de la ONU se produce un día antes de una conferencia internacional en Roma para hallar una solución al conflicto entre Israel y la milicia chií Hizbulá. EFE