"Grupos de ultraderecha"
quieren desestabilizar mi Gobierno: "Mel" Zelaya
   
30 de julio de 2006


Tegucigalpa - El presidente Manuel Zelaya denunció hoy que "grupos de ultraderecha, ultraconservadores" promueven la anarquía en el país, con el propósito de "desestabilizar" su Gobierno.

En una rueda de prensa a su regreso de Lima, Perú, donde participó en la toma de posesión del nuevo presidente de aquel país, Alan García, Zelaya dijo que esos grupos estarían detrás de las manifestaciones públicas que protagonizan varios sectores sociales.

Zelaya dijo que su Gobierno está dispuesto al diálogo y a buscar respuestas a los problemas sociales que le plantean esos sectores, no obstante indicó que "mientras nosotros estamos tratando de arreglar los problemas (...) hay grupos de ultraderecha, ultraconservadores interesados en que haya anarquía".

"Esos tipos de grupos si están interesados en fomentar esas cuestiones, y no está por demás pensar que hay gente interesada e incomoda por las medidas que estamos tomando y que de alguna manera les interesa desestabilizar el Gobierno para debilitarme a mí y que no siga tomando las medidas", señaló.

"Pero a esos señores que yo sé quienes son les digo no nos vamos a vencer, ni vamos a parar nuestro camino, porque sabemos lo que estamos haciendo y para donde queremos conducir el país", advirtió.

Ya ustedes gobernaron años, décadas, siglos, y tienen empobrecido el país, tienen a Honduras en un estado de zozobra e inseguridad, no sigan echando leña, no sigan enrostrándole a la sociedad lo que ustedes no pudieron resolver, todo lo que han hecho ha empobrecido a Honduras y lo tienen en límites, de delincuencia común, en altos niveles de corrupción.

"Déjennos avanzar, que en apenas 180 días de gobierno les hemos demostrado que nosotros somos un cambio verdadero, un cambio orientado, aunque no les guste, pero vamos a seguir avanzando así como se camina hacia un objetivo, sin ni siquiera pestañear".

"No nos preocupan sus ataques, dejen de subvertir las cosas que queremos hacer, que no van a conseguir nada, más bien lo que van a conseguir es perder su tiempo, su dinero y su esfuerzo", continuó.

El gobernante dijo que enviará el martes al Parlamento de Honduras un proyecto de ley "para endurecer el delito de toma de calles, carreteras y puentes" en el país, con lo que busca garantizar el derecho de los ciudadanos a la libre circulación.

"Las manifestaciones pueden hacerlas como quieran, pero cuidado con interrumpir calles porque van a tener todo el peso de la ley y de la sociedad, el estado debe garantizar la libre circulación y lo vamos a hacer a través de los medios que sean necesarios", declaró.

Los maestros anuncian para el martes una concentración nacional en Tegucigalpa para exigir el cumplimiento de las cláusulas salariales del Estatuto del Docente.

NO HUBO VACIO DE PODER
En otro tema, Zelaya también aseguró que durante su viaje a la toma de posesión del nuevo presidente de Perú, Alan García, "no hubo vacío de poder".

El viernes pasado Honduras amaneció sin presidente, ya que Zelaya se encontraba en Perú, y el vicepresidente, Elvin Santos, estaba en Estados Unidos atendiendo asuntos personales.

La ausencia de ambos dignatarios fue cuestionada por diversos sectores sociales, los que consideraron que el país quedó sumergido en un vacío de poder.

Zelaya dijo que estuvo fuera del país menos de 24 horas y que en ese tiempo estuvo continuamente conectado con el país a través de diferentes medios de comunicación, por lo que calificó de "falso, totalmente distorsionado de la realidad" el que se plantee que en su ausencia se dio un vacío de poder.