ANUNCIA “Mel” Zelaya

Cinco años de cárcel para los que se tomen carreteras

   
  • Reitera que sectores conservadores están detrás de las protestas en contra de su gobierno
31 de julio de 2006

Tegucigalpa - El presidente Manuel Zelaya volvió a reiterar que sectores conservadores están detrás de los reclamos en contra de su gobierno, al tiempo que anunció el envío de una iniciativa al Congreso Nacional que penaliza con 5 años de reclusión la toma de puentes y carreteras en el país.

Zelaya aclaró que la iniciativa no tiene dedicatoria para los maestros que este martes han anunciado una movilización nacional demandando el cumplimiento de las cláusulas salariales del Estatuto del Docente

“Esta ley que va a ser enviada al Congreso Nacional no es dedicada a los maestros, es dedicada a todos los grupos, inclusive a usted Percy (periodista) si se quiere tomar una calle, si se quiere tomar un puente, carretera. Habrase (sip) visto que ahora cualquier grupo sea religioso, social político y económico se toma un puente y una calle cada vez que se le ocurre, perjudicando el derecho de todos los demás”, dijo el gobernante.

Aseveró que interrumpir el derecho que se tiene a la libre circulación es atentar contra la economía, es estar en contra del desarrollo del país, es pretender darle una mala imagen a Honduras, parar las inversiones y querer que sigan los mismos niveles de pobreza, exclusión y miseria. Es querer que haya más corrupción, más violencia.

Indicó que una persona que se toma una calle pierde su legítimo derecho de reclamar porque está perjudicando el derecho de los demás

Zelaya agregó que la iniciativa que está enviando al Congreso Nacional castigará con cinco años de reclusión y sin derecho a fianza a la persona que se agarrada in fraganti por las autoridades obstaculizando una carretera, un puente o cualquier otra vía pública y en esta categoría se incluirá a los que dirijan, apoyen o participen en las tomas.

“Van a ser propuesto al Congreso Nacional que se castigue con cinco años de cárcel para que no sea fiable, esa es la idea con el fin de hacer que en este país haya respeto. Yo no me molesto, al contrario seria arbitrario impedir que la gente se manifieste, que haga marchas pacíficas, que esté en desacuerdo o disienta de la opinión del Estado, yo mismo lo he hecho en varias ocasiones”, dijo.

Sin embargo, aclaró que el gobierno no pretende con esta medida coartar otros derechos fundamentales como el de disentir, el de expresión y opinión pública y el ejercicio a la libertad de prensa.

“Es defender a la la persona que tiene el derecho de circular con su familia con sus actividades personales por las calles de Honduras, hasta los extranjeros y los turistas, que tenemos casi un millón visitándonos”, apuntó.

Folklórico
El gobernante volvió hacer uso de su lenguaje folklórico , al decir que hay sectores que se fueron a las elecciones y ni siquiera sacaron ni los votos de la mujer y me andan criticando a mi, simplemente porque no pudieron ganarse la voluntad del pueblo, simplemente porque no han tenido una conducta honorable, decente”.

Aseveró que un liderazgo no se adquiere de la noche a la mañana y que él tuvo que luchar 20 años en las calles pero con decencia, no tomándome puentes, sino en el debate de las ideasn en la dialéctica de la sociedad para poder ganar la voluntad de un millón de hombres y mujeres y para servir a siete millones de hondureños.

El gobernante volvió a criticar las imágenes y las noticias que transmiten los medios de comunicación al mundo, ya que presentan a un país anarquizado y en guerra.

“Como quieren que se desarrolle Honduras si las imágenes que damos solo son de anarquía, y esa anarquía al final es falsa, no es cierto que este país esté en guerra, este país tiene elementos de desarrollo básicos, que más bien han sido reconocidos en otras latitudes”.

El jefe de gobierno llamó a los maestros a la mesa al diálogo, a quienes recordó que en sus seis meses de gobierno siempre han tenido las puertas abiertas.

“Llamo al magisterio al un proceso de diálogo, que dejen las calles que vuelvan a las aulas escolares, que conmigo no necesitan irse a las calles para resolver sus problemas. ¿Qué presidente los ha recibido como yo o les da canonjías como en este momento les ofrecemos nosotros?”, preguntó.

Aseveró que se les está concediendo una oferta salarial tres veces mayor a la que les ofreció el pasado gobierno y muestra de ello es que se le está concediendo un ajuste de 980 lempiras mensuales a más de 48 mil docentes y 1,410 lempiras de aumento, más los colaterales, a otros 35 mil docentes.

“Este año se le subió el salario a todos los empleados públicos, hubo un aumento general de mas de 700 lempiras, sin embargo, al magisterio lo estamos privilegiando les estamos dando 989 lempiras a los 48,000 maestros y a 35,000 maestros les estamos subiendo 1410 lempiras mensuales”, aseveró.