31 de julio de 2006
 

La Habana - Por primera vez en la historia, y a punto de cumplir 80 años, el líder cubano, Fidel Castro, se ha visto obligado a delegar sus cargos en el Partido, el Consejo de Estado y las Fuerzas Armadas en su hermano menor, Raúl, ministro de Defensa y segundo hombre de la jerarquía cubana.

Castro, según un comunicado leído esta noche en la televisión local, ha sufrido una crisis intestinal con sangrado que le ha obligado a una complicada operación quirúrgica.

La crisis, de acuerdo con el comunicado al parecer elaborado por el propio Castro y leído por su jefe de despacho, Carlos Valenciaga, le sobrevino por el "enorme esfuerzo" realizado durante su reciente visita a Argentina para participar en la Cumbre de Mercosur y su intervención en los actos por el aniversario del asalto al cuartel Moncada tras su vuelta a La Habana.

La operación, continúa el texto firmado de puño y letra por Castro, "me obliga a permanecer varias semanas de reposo alejado de mi responsabilidades y cargos".

Por primera vez en la historia de la revolución cubana, Fidel Castro ha delegado con carácter provisional sus funciones como primer secretario del Partido Comunista de Cuba, presidente del Consejo de Estado y comandante en jefe en su hermano Raúl, designado el sucesor legal según la Constitución cubana.

El resto de los cargos que ocupa el líder cubano han sido delegados en otros miembros del gobierno y del buró político del Partido Comunista de Cuba.

El área de Salud estará a cargo provisionalmente del ministro José Ramón Balaguer y la de Educación corresponderá a Ramón Machado Ventura y Esteban Lazo Hernández, todos ellos miembros del buró político del Partido Comunista.

El vicepresidente, Carlos Lage, se ocupará de la política energética supervisará los fondos para estos tres programas, considerados tres prioridades de la revolución, junto con Francisco Soberón, presidente del Banco de Cuba, y el canciller, Felipe Pérez Roque.

El mandatario cubano ha decidido posponer al 2 de diciembre las celebraciones por su 80 cumpleaños, el 13 de agosto, en coincidencia con el 50 aniversario del inicio de la lucha armada revolucionaria, y mantener la convocatoria de la Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados, prevista para el próximo septiembre en La Habana. EFE