Juez desmiente a
empresa de seguridad

   

01 de septiembre de 2006

Tegucigalpa - El Juez Ejecutor del Juzgado Primero de Letras del Trabajo, abogado Omar Torres, calificó de falsa la denuncia presentada por la empresa de seguridad privada Delta Security Services, por Hurto, Abuso de Autoridad y Violación a los Deberes de los Funcionarios.

Esa empresa de seguridad ha sido demandada por violentar los derechos de muchos empleados que a través de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), han presentado 12 acciones judiciales en la instancia legal competente.

En representación de los empleados afectados en sus derechos, el abogado Dionisio Díaz solicitó al Juzgado Primero de Letras del Trabajo que enviara comunicación a la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), prohibiendo la celebración de actos y contratos en siete vehículos propiedad de Delta.

Luego, pidió a la misma instancia judicial embargar dichos vehículos para garantizar el pago de los derechos laborales de 12 ex guardias que hace un año esperan el cumplimiento de sus derechos.

El juzgado competente, a petición del abogado de la ASJ, procedió a decomisar uno de los carros, nombrando a Omar Torres como juez ejecutor.

La diligencia se concretó la semana anterior, levantando la correspondiente acta de embargo, nombrando como depositario del vehículo al abogado Díaz García.

Extrañamente, al día siguiente hombres armados irrumpieron un estacionamiento privado donde estaba el vehículo y se lo llevaron a la fuerza. Y ahora, Delta denunció ante la DGIC tanto al juez ejecutor como a Díaz García, por los delitos de Hurto, Abuso de Autoridad y Violación a los Deberes de los Funcionarios. Al mismo tiempo, publicitó la denuncia en los medios informativos del país.

A raíz de la acción de Delta, el juez ejecutor declaró el 31 de agosto en la DGIC, donde afirmó ante un agente encargado del caso y a los periodistas, que “la denuncia presentada carece de veracidad porque él sólo estaba cumpliendo con una diligencia emitida por el Juzgado del Trabajo”.

Entre los documentos presentados por el funcionario del Poder Judicial se detalla una solicitud de embargo.

También entregó un auto de embargo, un personamiento del apoderado legal de la empresa Delta solicitando nulidad del embargo; un auto donde la Juez deniega esa solicitud y un acta de embargo de uno de los vehículos de la compañía de seguridad, entre varios documentos que dejó para que se anexaran a sus declaraciones ante el organismo de investigación.

Torres dijo que la denuncia no es contra él sino que se pone en entredicho a todo el Poder Judicial, lo cual no es correcto puesto que la Jueza del Juzgado que él representa estaba plenamente enterada de sus actuaciones y había admitido el embargo correspondiente.

“Sólo di cumplimiento a la orden del Juzgado Primero de Letras del Trabajo”, señaló Torres.