Diputada denunciará a compañero de cámara por racismo

   

04 de septiembre de 2006

Tegucigalpa - La diputada Maribel López, suplente del caribeño departamento de Atlántida por el gobernante Partido Liberal de Honduras, anunció hoy que denunciará ante el Ministerio Público a su homólogo Antonio Fuentes, por racismo.


López, de raza negra, indicó a periodistas que Fuentes, también del Partido Liberal, expresó el sábado pasado frases ofensivas y racistas contra ella y un grupo de mujeres de la misma etnia durante la inauguración de un complejo turístico en las cercanías de la ciudad puerto de Tela, en el Caribe hondureño.

Señaló que un grupo artístico de mujeres garífunas (negras) fue invitado a la inauguració, ceremonia a la que asistió el presidente de Honduras, Manuel Zelaya.

Una de las mujeres, en su mensaje a la concurrencia, saludó a la diputada López, pero omitió a Fuentes, quien por eso reaccionó molesto y les ofendió de palabra, agregó la denunciante.

Según López, Fuentes también la insultó a ella con palabras ásperas, cuando salió en defensa de sus compañeras garífunas.

Entre otras cosas, Fuentes le habría dicho a López que nada está haciendo en el Parlamento y que nadie le hacía caso a ella en el poder Legislativo.

López es diputada suplente de Aurelio Martínez, un reconocido artista de raza negra, quien hoy lamentó la supuesta conducta racista de Fuentes.

Fuentes, quien afirmó que no es cierto que haya ofendido a nadie, agregó que López quizá busca protagonismo y que él desde el Parlamento contribuye al desarrollo de las comunidades negras del departamento de Atlántida.

El diputado Miguel Angel Gámez, del opositor Partido Nacional, fue denunciado en marzo pasado ante el Ministerio Público también por racismo contra la comunidad negra de Honduras, que representa alrededor del 10 por ciento de los siete millones de habitantes del país centroamericano.

Gámez declaró entonces al periódico digital "Proceso", que "me caen mal los negros porque soy racista", y "porque ellos vinieron de otro país a adueñarse de tierras legítimamente hondureñas y han invadido la idiosincrasia de los hondureños y soy racista porque yo me siento muy indio, muy lenca".

Pero en julio pasado, Gámez se disculpó públicamente, desde el Parlamento, "por el mal entendido que pudieron haber causado mis declaraciones".

"Dichas declaraciones pueden ser constitutivas del delito y discriminación racial de acuerdo al grado de perversidad ocasionado a una persona en particular", recalcó el político. EFE