Calderón llama a unidad
en primer discurso como presidente electo

   

05 de septiembre de 2006

México - El presidente electo de México, Felipe Calderón, llamó hoy a la unidad del país y convocó al diálogo a sus adversarios políticos, en su primer discurso tras el fallo emitido por el tribunal electoral que le dio la victoria en las elecciones del pasado 2 de julio.

 

Al mensaje del futuro gobernante siguió uno en los mismos términos del actual mandatario y correligionario de Calderón, Vicente Fox, quien hizo un llamamiento a todos los candidatos para sumarse "al diálogo, superar las diferencias y construir una nueva etapa" en la historia del país.

Calderón se dirigió a sus simpatizantes en un acto multitudinario en la sede de la agrupación política a la que ambos representan, el Partido Acción Nacional (PAN), y a la que la oposición de izquierda ha acusado de protagonizar un fraude en las últimas elecciones.

"A todos los convoco a unir fuerzas para orientar la vida de México a los valores que compartimos los mexicanos", dijo Calderón, quien invitó a todas las fuerzas políticas, a los sindicatos y a las organizaciones sociales a participar en el diseño de su programa de gobierno.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) dictaminó hoy por unanimidad que Calderón, de 43 años, es "elegible" como nuevo mandatario por haber triunfado en una votación que declaró "válida", con una ventaja de 233.381 votos (0,56 puntos porcentuales).

"Con esta resolución que reconoce nuestro triunfo ganado a pulso concluye el proceso electoral del 2006", comenzó su discurso Calderón, ante los aplausos de sus simpatizantes.

Según Calderón, la votación y el recuento de sufragios fue "libre, equitativo y democrático, vigilado por la ciudadanía" y, en él, el tribunal electoral ha demostrado un "desempeño imparcial y profesional", además de "su eficacia como órgano garante de la democracia".

Tras reconocer a sus competidores en los comicios, anunció que sus propuestas serán incorporadas a su programa de gobierno.

"Los invito a ellos y a todos a sumar esfuerzos en beneficio de México; para ellos habrá siempre una mano tendida y una puerta abierta al diálogo", sostuvo.

Prometió un "gobierno abierto a todas las expresiones" del país y recordó que "la pluralidad es el mandato de las urnas", en una alocución de menos de media hora en la que apeló en varias ocasiones al patriotismo de sus conciudadanos.

Reiteró que confía en que "del diálogo surja la agenda nacional" y manifestó: "Sólo unidos podremos vencer a quienes son nuestros verdaderos enemigos: la pobreza, la delincuencia, el desempleo, la desigualdad".

Por su parte, Fox opinó que las autoridades rectoras del proceso electoral "demostraron que son pilares fundamentales" de la democracia y advirtió de que "la resolución tiene carácter de obligatoria, definitiva y inatacable, y debe ser acatada".

Además, negó las acusaciones de la izquierda de haber impulsado un fraude electoral, por su apoyo a Calderón y por las irregularidades registradas en algunos colegios de sufragio, al afirmar que la Presidencia "ha actuado con estricto apego a la ley".

Mientras Calderón y Fox hablaban, el candidato de la coalición de izquierda Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, rechazaba el fallo del tribunal electoral ante miles de simpatizantes en la plaza del Zócalo de la ciudad de México, la principal de la capital del país y epicentro de sus protestas desde hace más de un mes. EFE