Conceden medalla de oro a hondureña que murió
para salvar niña

   

16 de septiembre de 2006

Roma - El presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, decidió hoy conceder, por iniciativa propia, la Medalla de Oro al Valor Civil a la hondureña Iris Noelia Palacio, que murió el pasado agosto en Italia para salvar de las aguas a la niña que cuidaba.


El acto de Palacio es "un luminoso testimonio de generoso altruismo, llevado hasta el extremo del sacrificio, que se ha ganado la unánime admiración de la comunidad nacional", señalan las motivaciones.

La mujer hondureña, de 27 años, "con generoso arranque y valiente determinación, no dudo en lanzarse a un mar agitado por las fuertes corrientes para socorrer a la pequeña Letizia Vassallo, que corría el riesgo de ahogarse. En el desesperado intento, agotada por el esfuerzo fue arrastrada por una corriente perdiendo la vida".

La medalla de oro a título póstumo será entregada a la madre de Palacio, Dunia Esperanza Cruz, el próximo lunes en una ceremonia con motivo del inicio del curso escolar, que se desarrollara en el Patio de Honor del Palacio del Quirinale, sede de la presidencia de la República.

Palacio, que cuidaba desde hacía dos años a la niña de once años Letizia Vasallo, se encontraba el pasado día 25 con la familia para que la trabajaba de vacaciones en localidad italiana de Porto Santo Stefano (oeste).

Aquella tarde, cuando estaban en el mar las condiciones del agua empeoraron y la niña empezó a tener problemas, por lo que Palacio le ayudó a ponerse a salvo en un escollo pero ella no logró salir y su cuerpo fue recuperado posteriormente a 150 metros del lugar.

El alcalde de Roma, Walter Veltroni, mostró su satisfacción por la concesión de la condecoración a la memoria de Palacio, de la que dijo que es un "ejemplo de como muchos emigrados que vienen a vivir en nuestro país están dispuesto a dar su vida por los demás, un ejemplo de altruismo y generosidad".

Palacio no tenía en regla su permiso de residencia en Italia, pero la familia para la que trabaja, que siempre destacó sus cualidades, señaló tras el suceso que estaba en trámites para obtenerlo.

Palacio, que tenía otros dos hermanos en Honduras, vivía en Roma con su madre, quien ha expresado su deseo de permanecer en el país y poder traer con ella sus hijos.

Cruz fue recibida a comienzos de este mes por la subsecretaria italiana de Interior, Marcella Lucidi, quien le ofreció toda la asistencia posible en los procedimientos necesarios para reunir en Italia a su hijos. EFE