Huyen a Honduras causantes de intoxicación en Nicaragua

   
  • Ya fue detenida la mayoría de banda que vendió licor que causó 44 muertos

17 de septiembre de 2006

Managua - La Policía de Nicaragua ha detenido a diez sospechosos de estar implicados en el robo, distribución y comercialización del ron de caña adulterado con metanol, que ya ha causado 44 muertes, informaron fuente oficiales.


El jefe de la Defensa Civil, teniente coronel Gilberto Narváez, informó de que 40 personas han fallecido en el hospital "Oscar Danilo Rosales", de León, 90 kilómetros al oeste de Managua, y cuatro en Chinandega, también en el occidente del país, publica hoy la prensa local.

La fuente agregó que el número de afectados por ingerir el licor envenenado asciende a 742.

El jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, Alonso Sevilla, dijo que el supuesto jefe de la banda, identificado como José Angel Rodríguez, conocido como "Changuelo", ha sido detenido junto a otros nueve sospechosos, y cuatro más siguen prófugos.

Como resultado de una operación en la que participaron 500 policías se logró averiguar que el metanol procedía de Estados Unidos y llegó al país a través de Corinto, principal puerto de Nicaragua, en el Pacífico.

El producto estaba destinado a una empresa que elabora resina, cerca de Tipitapa, a 26 kilómetros al norte de Managua, pero los integrantes de la banda robaron parte del metanol en dos ocasiones, entre el 26 y 30 de agosto pasado, y lo llevaron a una finca de Chinandega.

La sustancia mezclada con agua fue distribuida a expendedores de licor de la provincia de León hasta que llegó a los consumidores, y originó las primeras muertes el pasado 2 de septiembre.

Los diez detenidos han sido acusados por la fiscalía de León por delitos contra la salud pública.

Las fuentes informaron de que hay otros cuatro sospechosos que no han sido detenidos y que se cree huyeron a Honduras, por lo que se ha solicitado apoyo a la Policía Internacional (Interpol) para lograr sus capturas.

Los buscados son Martín Gabriel Pereira Oconor, Estela Sobalvarro Suárez, Darling Patricia Rodríguez Velásquez y César Espinoza Sobalvarro, éste último conductor de la cisterna que contenía el metanol.

La Policía y el Ministerio de Salud pusieron en marcha un plan especial desde el sábado para eliminar el "guaro lija", como es conocido este licor envenenado en las provincias de León y Chinandega.

El plan consiste en entregar a los expendedores licor embotellado a cambio del metanol mezclado para frenar la intoxicación masiva.

Los resultados de esta iniciativa de canje, para que los dueños de cantinas no tengan pérdidas económicas, todavía no han sido dados a conocer. EFE