“Es una situación muy
penosa”: Callejas

   

20 de septiembre de 2006
Redacción Proceso Digital

Tegucigalpa - El ex presidente Rafael Leonardo Callejas ofreció esta mañana sus primeras declaraciones a medios hondureños, horas después que el gobierno de Estados Unidos revocara su visa y lo regresara a Honduras desde el aeropuerto de Miami.


Callejas, que esta mañana o mediodía estará retornando al país, dijo que estaba optimista y que la revocación de su visado tomó por sorpresa a la misma embajada de EEUU en Tegucigalpa, porque ni ellos sabían de la determinación hasta el día que se ejecutó.

Callejas calificó la determinación adoptada por Estados Unidos como “muy penosa” para él y comentó que había viajado a Estados Unidos para acompañar a su esposa Norma Regina que es sometida a rehabilitación por un problema muscular.

Dijo que vio obligado a aterrizar en El Salvador en vista que ayer no pudo tomar una conexión para Tegucigalpa, pero la mañana de este día estará arribando a territorio hondureño para evacuar todas las inquietudes de la prensa.

“Decidí no dar declaraciones a la prensa salvadoreña porque las debo a la prensa hondureña y a la ciudadanía nacional, así que con gusto llegando a Honduras me comunicaré con radio América para preparar la información que evidentemente me veo en la obligación de brindar a la nación y al pueblo hondureño”, dijo.

Dijo que su esposa quería retornar ayer mismo a Honduras para acompañarlo, pero le pidió que lo hiciera hasta el domingo para que terminara su tratamiento. “por esa razón fue mi viaje a Estados Unidos”.

Desmintió que se dirigía a Zurich, Suiza, como informó preliminarmente la prensa hondureña.

Cuando el periodista le preguntó sobre su estado de ánimo, Callejas respondió: usted me conoce muy bien, soy un hombre muy optimista, creyente en Dios, muy tranquilo y que en ese caso llegaré a mi país, que es lo que más anhelo”.

“Era para mi imperativo poder retomar este rumbo y estar con la prensa brindando toda la información que sea requerida sobre este tema”, dijo.

Preguntado si estaba molesto con la embajada de EE UU, dijo que en realidad ellos no sabía nada de eso y que posiblemente por eso no se le comunicó de la medida antes de viajar a territorio estadounidense.