Se caen suscripciones del Nuevo Herald por despido de periodistas

   
20 de septiembre de 2006

Miami - Cientos de suscripciones canceladas y de cartas de protesta, así como peticiones de nuevas investigaciones periodísticas, son algunas de las reacciones de indignación que ha provocado los últimos días el despido de dos reporteros de El Nuevo Herald y una columnista colaboradora.


Hasta ayer a las 4 p.m., El Nuevo Herald había perdido 822 suscriptores y The Miami Herald, 427, según el Departamento de Circulación de ambos diarios.

A juzgar por los apellidos de los suscriptores, se trata en su mayoría de clientes hispanos y la razón que todos arguyeron está relacionada con el despido del reportero Wilfredo Cancio, el columnista Pablo Alfonso y la colaboradora Olga Connor.

De acuerdo con el reporte de marzo, la circulación de The Miami Herald es de 296,000 ejemplares los días de semana y 390,000 el domingo. El Nuevo Herald, por su parte, tiene una circulación de 88,000 ejemplares entre semana y 98,0000 los domingos.

Ayer, el presidente de Miami Herald Media Company y editor de The Miami Herald, Jesús Díaz, sostuvo una reunión a puerta cerrada con ocho líderes cubanoamericanos de la comunidad para analizar la situación.

Díaz informó a El Nuevo Herald de que aunque no podía identificar a los participantes, ni revelar el contenido de la conversación, se trató de una reunión ``cordial, respetuosa, informativa y constructiva''.

Los reporteros fueron despedidos por violación del código de ética de la compañía, al aceptar pagos por sus intervenciones en programas de Radio y TV Martí, emisoras que transmiten hacia Cuba con fondos federales.

En la edición del viernes 8 de septiembre, día en el que fue anunciado el despido de los periodistas, The Miami Herald publicó en primera página un artículo bajo el título 10 periodistas de Miami reciben dinero del gobierno de Estados Unidos que ha sido también objeto de fuertes críticas.

Desde que se publicó la noticia, los buzones del correo electrónico de reporteros y editores de El Nuevo Herald se han visto inundados de mensajes de rechazo y contrariedad por la decisión de los directivos de las publicaciones de cesantear a los periodistas cubanoamericanos así como por el contenido del artículo.

Uno de los frentes de protesta ha sido la creación en internet, el domingo pasado, del sitio Apoya a Periodistas del Nuevo Herald, que puede encontrarse en la dirección www.apoyoaperiodistasdelnuevoherald.blogspot.com, en el que fue desplegada una carta abierta a los directivos de The Miami Herald y McClatchy Company, la cadena propietaria de ambos periódicos.

La carta ha sido firmada por 46 personas, entre quienes se encuentran los escritores Zoe Valdés, Raúl Rivero, Juan Abreu, Carmelo Mesa Lago, periodistas de diferentes medios y editores de mesa de El Nuevo Herald.