Se agudiza la crisis en la UNAH por paro de sindicato

   

25 de septiembre de 2006

Tegucigalpa - La Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) vive una situación de crisis motivada por un "paro ilegal" del sindicato de la institución, que obligó hoy a la suspensión de clases por insalubridad, informaron fuentes oficiales.


Las actividades académicas y administrativas fueron suspendidas por instrucciones de la Comisión de Transición y Rectoría, que está al frente de un proceso de reformas en la máxima casa de estudios del país centroamericano.

Las autoridades ordenaron la suspensión de clases y funciones administrativas por la insalubridad en la Ciudad Universitaria, al oriente de Tegucigalpa, causada por toneladas de basura que no fueron recogidas la semana pasada a raíz del paro del Sindicato de Trabajadores de la Universidad (SITRAUNAH).

La Comisión de Transición y la Rectoría indicaron que las clases se podrían reanudar mañana, pero los sindicalistas se apostaron hoy en los portones de acceso de la Universidad y amenazaron con permanecer por tiempo indefinido.

La situación también se complicó hoy en el Centro Universitario Regional del Norte (CURN), en San Pedro Sula, la segunda ciudad más
importante del país, donde el SITRAUNAH paralizó las actividades alegando que al personal administrativo no le apareció en su salario de septiembre un incremento salarial.

El aumento solamente lo recibieron los docentes, indicó un portavoz del SITRAUNAH en el CURN.

Según las autoridades universitarias en Tegucigalpa, el paro ilegal declarado por la junta directiva del SITRAUNAH, ha ocasionado la interrupción total de las actividades académicas, administrativas y la paralización de los servicios de higiene.

La situación tiene en sesión permanente a las autoridades, que en un comunicado señalaron que la emergencia obedece a las "abusivas e ilegales medidas de presión" del SITRAUNAH, con el pretexto de exigir un incremento salarial para los empleados administrativos y de servicio.

Las medidas del sindicato persisten "a pesar de que se les propuso la conformación de una comisión bipartita para resolver este asunto", añade el comunicado.

Otros presuntos actos de corrupción que habrían sido detectados por las autoridades universitarias habrían provocado la reacción del sindicato, según versiones extraoficiales que han trascendido en la prensa local.

La paralización en la UNAH afecta a unos 80.000 estudiantes.