Ex nuncio apostólico denuncia estafa por 401.000 dólares

   
27 de septiembre de 2006

Tegucigalpa - El ex nuncio apostólico de la iglesia católica en Honduras Luigi Conti, italiano, presentó hoy en Tegucigalpa una querella por estafa de 401.000 dólares en contra del empresario nicaragüense José Antonio Lacayo.

Conti, quien ejerció como nuncio en Honduras entre 1991 y 1999, dijo que vino esta semana a Honduras "expresamente para demandar en los tribunales" a Lacayo, a quien le prestó el dinero a lo largo de su permanencia en este país centroamericano.

"Cuando yo llegué a Honduras hacía cambios del dinero que gasta la Nunciatura con él, se hizo una amistad, él hablaba de sus negocios, que tenía créditos bancarios y me pidió dinero prestado al 12 por ciento de interés", dijo el religioso en una entrevista a Radio América, que transmite desde Tegucigalpa.

En sus declaraciones, el religioso recordó que el empresario se le presentó "como un hombre que tenía muchas propiedades, como un gran industrial, gerente general de empresas de seguros, así como miembro del Opus Dei y devoto de la Virgen de Guadalupe".

"Se decía un hombre de grande fe en Dios, de profunda devoción a la Virgen de Guadalupe, con una linda familia, y cuando me dice eso me da la seguridad económica, la seguridad de hombre de fe, entonces le hice confianza", señaló Conti.

Agregó que él comenzó a cobrarle la deuda a Lacayo en 2000, porque necesitaba el dinero para cubrir sus necesidades, entre las que citó la de comprar (en Roma) un departamento para pasar su vejez, y que como respuesta obtuvo que el empresario "no tenía dinero para honrar la deuda".

Conti explicó que, antes de iniciar la acción judicial contra el empresario nicaragüense, buscó un arreglo amistoso con su deudor, pero sin éxito.

"Le he tendido la mano para una conciliación, pero él se rehusó, dice que él ha tenido fracasos y que no puede prometer darme una parte del dinero hoy, porque no tiene", subrayó.

Es por eso, añadió, que "vine para dar a la luz la verdad, por la justicia. Esto me hace mucha pena".

Sobre el caso, la abogada de Conti, Fany Salinas, dijo también a Radio América que el Tribunal de Sentencia de Francisco Morazán, que conoce la demanda, llamó hoy a una audiencia de conciliación, "en la que el empresario no ha aceptado los hechos".

"Lo que es real es que hubo un engaño, este señor por medio de engaños, estafó a monseñor Luigi Conti sacándole toda esa cantidad de dinero, 350.000 dólares más los intereses, con los que se elevan a 401.000 dólares", expresó Salinas.

El Tribunal de Sentencia tomó hoy mismo la declaración de Conti, quien retornará a Italia, su país de origen, el próximo viernes. EFE