“El gobierno es hostil, sordo
e intransigente”: Pepe Lobo

   
  • Unión de Partidos Latinoamericanos (Upla) llama a diseñar una política de estado en materia de seguridad

27 de septiembre de 2006

Tegucigalpa - El ex candidato presidencial y actual presidente del Comité Central del Partido Nacional (CCPN) Porfirio Lobo Sosa, criticó hoy duramente las políticas de seguridad de la actual administración liberal y dijo que este es un gobierno “hostil, sordo e intransigente”.

Lobo Sosa formuló esas críticas durante el encuentro de la Unión de Partidos Latinoamericanos (Upla) que se instaló hoy en la capital hondureña con el fin de analizar el tema de la seguridad ciudadana y sus desafíos en el continente.

El evento fue inaugurado por el ex presidente de El Salvador y actual presidente de Upla, Armando Calderón Sol; el secretario del organismo Felipe Salaverri y el alcalde de la capital hondureña, Ricardo Álvarez.

En su exposición titulada: “Crisis de la seguridad en Honduras”, el ex aspirante presidencial nacionalista expuso que en los últimos meses del presente año ha habido un aumento significativo de la delincuencia, debido a la escasa efectividad de la acción gubernamental en ese campo.

Afirmó que a raíz de eso actualmente la población hondureña, especialmente los jóvenes, viven presos de la inseguridad.

Puso como referencia datos del Observatorio de la Violencia en los que se detalla que durante el 2005, la tasa de homicidios en el país fue de 37 personas por cada 10 mil habitantes, pero en el primer semestre del 2006 se registraron 710 homicidios, es decir, un 16.4 por ciento más que el año pasado.

Ese mismo delito en la ciudad de San Pedro Sula experimentó un incremento del 40 por ciento y advirtió que de continuar esa tendencia en esa y otras ciudades del país, al final del presente año habrá 400 muertos más que el 2005.

En ese contexto, Lobo Sosa lamentó la actitud hostil, sorda e intransigente del Poder Ejecutivo con los partidos de la oposición y expuso que es muy frecuente que en los eventos a los que asiste el jefe de gobierno Manuel Zelaya Rosales más de la mitad de su discurso lo dedica a atacar y denigrar a la oposición política.

“El deber principal de nuestros partidos es con la ciudadanía, debemos escuchar los reclamos ciudadanos en materia de seguridad y de pobreza y convertir la voz ciudadana en propuestas de acción, planes, proyectos de leyes y recomendaciones para canalizarlas dentro del Estado”, dijo.

El presidenciable nacionalista afirmó que la pobreza que agobia a los hondureños está directamente relacionada con la inseguridad que prima en el país y sin la voluntad política contra la delincuencia no es posible alcanzar un crecimiento sostenido con equidad ni cohesión social.

“Sino hay seguridad no se puede combatir la pobreza porque en la sociedad en donde hay mas seguridad existe una mayor inversión y más empleo”, apuntó.

Por su lado, el ex presidente salvadoreño Armando Calderón Sol, expuso la preocupación que existe en las sociedades latinoamericanas por el aumento de los niveles de inseguridad. “La seguridad está causando graves problemas en toda la región y es un desafío pendiente en Latinoamérica”.

Advirtió que ya no se puede seguir con semejantes niveles de delincuencia, inseguridad e intranquilidad en la región e puso como ejemplo que en El Salvador, su país, la situación se ha vuelto de primer orden y en la principal preocupación que tiene la sociedad salvadoreña.

En ese país, la delincuencia tiene cobra cada año miles de vidas humanas y tiene un costo económico de más 1,715 millones de dólares, o sea, el 11.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Frente a ese desafío, el ex gobernante dijo que la seguridad debe ser un tema de política nacional de Estado y no asunto de agenda política partidista, porque sino vamos a tener problemas muy serios porque no hay autoridad en país democrático que pueda hacerle frente a la delincuencia el solo.

“Para hacerle frente a la delincuencia tiene que haber una política de estado, una política de nación, en los que estén involucrados los ciudadanos, las ciudadanas, los hombres que aman su país en defensa de la seguridad”, afirmó.