Senado aprueba más dinero para guerra en Irak y Afganistán

   

29 de septiembre de 2006

Washington - El Senado de EEUU aprobó hoy por unanimidad un fondo de 70.000 millones de dólares para las campañas militares en Irak y Afganistán, como parte del presupuesto del Pentágono para el año fiscal 2007.

La Cámara de Representantes ya aprobó el martes pasado el proyecto de ley, de un total de 448.000 millones de dólares, que se enviará ahora al presidente George W. Bush para su firma y promulgación.

La votación a favor del presupuesto militar por parte de los 100 senadores se produjo pese a la continua pugna partidista en torno al manejo y rumbo del conflicto en Irak, que adquiere cada vez más matices electorales.

El dinero aprobado para Irak y Afganistán es tan sólo una parte del total de 110.000 millones de dólares que se prevé que Estados Unidos gastará en ambos países para el año fiscal que comienza el 1 de octubre.

Entre otras cosas, la legislación provee 378.000 millones de dólares para los programas principales del Departamento de Defensa, lo que representa un incremento de aproximadamente un 5 por ciento.

La medida también incluye un aumento de un 2,2 por ciento en los salarios a los militares, tal como solicitó el presidente George W. Bush en febrero pasado.

Además, autoriza 23.000 millones de dólares para reemplazar o arreglar los equipos destruidos en Irak y Afganistán, y otros 1.900 millones de dólares para mejores dispositivos de seguridad para las tropas.

Se calcula que el coste de las operaciones en Irak y Afganistán asciende hasta ahora a 507.000 millones de dólares -la mayor parte en el primer país-, según fuentes del Congreso de EEUU.

Mientras, los ataques insurgentes contra las tropas estadounidenses desplazadas en Irak se producen al ritmo de uno cada 15 minutos, según denuncia el periodista estadounidense Bob Woodward en su más reciente libro, que saldrá a la venta la próxima semana.

En la obra, Woodward acusa al Gobierno de EEUU de mentir y ocultar el verdadero nivel de violencia en Irak.

El proyecto de ley de gastos del Pentágono es uno de un total de 11 anteproyectos que el Congreso debe aprobar para el próximo año fiscal, entre ellos, el que asigna fondos para la seguridad nacional.

El Congreso inicia este fin de semana un receso preelectoral, por lo que los proyectos pendientes tendrán que esperar hasta después de las elecciones legislativas del próximo 7 de noviembre. EFE