Gobierno convoca a licitación
de combustibles
   
29 de septiembre de 2006
Redacción Proceso Digital


Tegucigalpa – El presidente hondureño, Manuel Zelaya Rosales, abrió hoy de forma oficial una invitación para licitar en su totalidad la importación de los combustibles que se utilizan en este país centroamericano.

Con esto, la presentación de ofertas quedó abierta desde hoy a todas las empresas interesadas en proveer los energéticos al país y quedará oficialmente cerrada el 1 de noviembre próximo.

Todas las ofertas, independientemente de su forma de presentación, serán recibidas a más tardar el miércoles 1 de noviembre de 2006 a las 14:00 horas, horario oficial de la República de Honduras, informó la Presidencia en un comunicado.

Al momento de la apertura el gobernante Zelaya Rosales hizo énfasis en los benéficos que el proceso, calificado por su gobierno como “histórico”, traerá al pueblo hondureño en relación con la baja de los costos de consumo al usuario final.

Dijo que en Honduras los monopolios que han dirigido la compra de los carburantes han tratado de boicotear el proceso e indicó que "estamos preparados para ser agredidos por diferentes opiniones".

Señaló que el proceso ha tenido una connotación porque toca intereses dentro y fuera del país, pero eso es normal.

Indicó que en el proceso de la licitación es “irreversible” y su gobierno tiene el respaldo de un sector de “periodistas objetivos, empresarios honestos” y del pueblo.

A juicio del presidente de Honduras, hay muchos sectores que se sienten afectados con el precios de licitación, pero dijo que su compromiso en que el pueblo resulte ganancioso.

En la ceremonia, efectuada en el salón Morazán de la Casa de Gobierno, estuvieron presentes todos los sectores que han participado en el proceso, encabezados por la coordinadora de la Coalición Patriótica , Juliette Handal.

También acudieron dirigentes empresariales, religiosos y obreros, quienes ocuparon lugares de honor y expresaron emotivos discursos relacionados con el transitar que han tenido para llegar al momento de la apertura de la licitación.

El experto en el tema, Roberth Meyeringh, contratado por el gobierno por la suma de 750 mil dólares para realizar los estudios de factibilidad de la licitación, los asesores y ministros de la administración de Manuel Zelaya también estuvieron en sitios de honor durante la apertura.

En las últimas tres semanas el precio internacional de los combustibles refleja una baja y su tendencia indica que los precios podrán continuar cayendo, pese a la situación que se percibe en Irán. En el mercado nacional los precios también han reportado bajas, pero, en escalas menores que los internacionales.

El presidente aseguró que "estamos preparados para ser agredidos por diferentes opiniones", y añadió que tiene fe en cosas que son justas y correctas, y que le permiten ver hacia adelante.

El asesor legal de la presidencia, Enrique Flores Lanza, dijo que la invitación para participar en la licitación será publicada en el diario oficial La Gaceta , medios de prensa locales y también ediciones internacionales.

Para Flores Lanza el gobierno está preparado para enfrentar las posibles demandas internacionales que puedan desprenderse del proceso de licitación y que tengan relación con intereses de empresas que sean consideren afectadas.

Agregó que tampoco encuentran obstáculo para el almacenamiento de los derivados del petróleo, ya que frente a esa situación también se han buscado alternativas que no precisó.

En tanto el asesor Meyeringh dijo que se estudia el alquiler de buques para almacenar combustibles frente a las costas hondureñas e incluso la contratación de tanques petroleros de países fronterizos.

Expertos han indicado que la licitación superaría el monto de los 1,200 millones de dólares en la adquisición de unos 15 millones de barriles de carburantes.

Resignados
Los representantes del sector empresarial que fueron invitados al evento se mostraron resignados y señalaron que de ahora en adelante lo que queda es apoyar el proceso y esperar que realmente beneficie a los hondureños.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) cuestionó las bases de licitación, aduciendo que éstas violentaban leyes nacionales y tratados internacionales suscritos con Estados Unidos.

Armando Urtecho, asesor legal del Cohep, dijo que el gobierno sólo tomó en cuenta algunas de las sugerencias que presentó el empresariado, “pero esperamos que todo salga bien para beneficio del país”.

Dijo que en el acto hubo algunas críticas contra los empresarios, pero aclaró que el “sector privado no estaba opuesto a la licitación, lo que nosotros queremos es la apertura de libre comercio y el libre comercio son varias empresas, no solo de combustibles sino que todos los rubros económicos del país”.