El crudo baja 1.7 dólares
 
03 de abril de 2007

Londres
- El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, llegó a bajar hoy 1,7 dólares en el mercado de futuros de Londres, después de que el primer ministro británico, Tony Blair, abogara por hallar pronto una solución diplomática que acabe con la crisis de los quince militares del Reino Unido retenidos por Irán.

El barril de Brent para entrega en mayo acabó se pagó a las 14:45 GMT a 67,04 dólares en el Intercontinental Exchange Futures (ICE), 1,7 dólares menos que al cierre de la sesión anterior, confirmó a EFE un portavoz del mercado.

Después, el precio del crudo del Mar del Norte repuntó y a las 15:20 GMT cotizaba a 67,51 dólares.

El retroceso del Brent se produjo después de que Blair afirmara hoy que los dos próximos días serán "cruciales" para resolver la crisis de los quince militares del Reino Unido retenidos por Irán desde el pasado 23 de marzo.

Blair también acogió con moderado optimismo las declaraciones del lunes del secretario general del Consejo supremo de la seguridad nacional de Irán, Alí Lariyani, quien indicó que su país quiere solucionar la disputa por "canales diplomáticos".

"He leído la transcripción de la entrevista (a Lariyani) y parece ofrecer alguna posibilidad (de solución), pero lo más importante es que devuelvan a esta gente (los militares)", declaró hoy el jefe del Gobierno británico.

"Si quieren resolver esto de una forma diplomática, la puerta está abierta", insistió Blair, quien recalcó que su país "no está buscando la confrontación".

El contencioso había llevado al alza al precio del petróleo en jornadas anteriores, dado el temor a que afectase al suministro de petróleo de Iran, cuarto productor mundial.

Los expertos consideran que las declaraciones de Tony Blair disipan, de momento, las preocupaciones del mercado ante un eventual trastorno del abastecimiento del crudo iraní.

Los militares, ocho marinos y siete infantes de Marina (entre ellos una mujer) fueron detenidos por la fuerza naval iraní el 23 de marzo, cuando aparentemente patrullaban en aguas iraquíes del Golfo Pérsico, aunque Teherán sostiene que invadieron su territorio. EFE