Irán dice que liberará a los
15 británicos como "un regalo"

04 de abril de 2007

TEHERÁN - El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, dijo el miércoles que Irán iba a liberar a los 15 marineros británicos detenidos como "un regalo al pueblo británico".

En un espectacular anuncio, Ahmadineyad dijo que aunque se sentía apenado por la violación por parte de Reino Unido de las fronteras iraníes y que sentía que el país no había sido lo "suficientemente valiente" para admitir que cometió un error, él tenía el deseo de perdonar.

"Bajo la influencia del Profeta Musulmán, (Irán) perdona a estas 15 personas y le ofrece su libertad al pueblo británico como un regalo", afirmó Ahmadineyad en una conferencia de prensa de una hora.

El anuncio provocó un descenso de los precios del petróleo después de subir durante los 13 días de crisis.

"Le pido al señor Blair que no castigue a los soldados por el delito de aceptar y decir la verdad", afirmó en referencia a las "confesiones" grabadas de los 15 marineros diciendo que habían entrado en aguas
iraníes.

El presidente iraní dijo que los marineros retenidos - 14 hombres y una mujer - serían liberados inmediatamente después de la conferencia de prensa.

"Saludamos lo que el presidente ha dicho sobre la liberación de nuestros 15 efectivos. Ahora estamos estableciendo exactamente lo que esto significa en términos del método y el momento de su liberación", dijo una portavoz en la oficina del primer ministro, Tony Blair.

La Casa Blanca dijo que el presidente estadounidense, George W. Bush, también mostró su satisfacción.

Celebran familiares
Nick Summers, hermano de Nathan Summers, uno de los marinos, se mostró feliz.

"Son noticias geniales. Estoy muy feliz por ello", dijo a Sky News.


Antes de su anuncio, Ahmadineyad había otorgado una medalla a un comandante de la marina iraní por detener a los británicos el 23 de marzo.

La disputa se centró en dónde estaban los británicos cuando fueron apresados. Según Reino Unido se encontraban en aguas iraquíes en una misión rutinaria de la ONU, mientras que Teherán afirma que se desviaron a su territorio.

Responsables iraníes y británicos han tratado de moderar sus posiciones durante las últimas 48 horas para encontrar una solución diplomática.

Con el mundo pendiente de él, Ahmadineyad también declaró que estaba determinado a considerar un restablecimiento de los vínculos con Estados Unidos si el país "cambiaba su comportamiento", pero no dio más detalles.

Una vez más defendió el derecho de su país a desarrollar tecnología nuclear y amenazó con tomar represalias por las sanciones impuestas contra bancos iraníes.

La agencia oficial de noticias iraní informó de que Nigel Sheinwald, el asesor del primer ministro británico, Tony Blair, había hablado directamente con el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, rompiendo el hielo al más alto nivel diplomático.

La oficina de Blair dijo que hubo conversaciones directas con Lariyani, pero rehusó confirmar si Sheinwald estaba implicado.