Keith Richards esnifó las cenizas de su padre

04 de abril de 2007

LONDRES - Keith Richards, el guitarrista de los Rolling Stones, que ha consumido sustancias prohibidas, reveló el martes que llegó hasta el punto de esnifar las cenizas de su padre.

"¿La cosa más rara que he intentado esnifar? Mi padre, esnifé a mi padre", declaró a la revista británica New Musical Express (NME).

"Él fue incinerado y yo no pude resistirme a mezclarlo con un poco de cocaína", contó en la entrevista. "Bajó bastante bien y yo todavía sigo vivo", añadió, asegurando que "a él no le hubiera importado".

Keith Richards, cuyo padre, Bert, falleció en 2002 a la edad de 84 años, consumió drogas a partir del éxito mundial de los Rolling en los años 60.

El guitarrista también lanzó un aviso al rockero británico Pete Doherty, cantante del grupo The Babyshambles y novio de la modelo británica Kate Moss, aconsejándole que abandone a la modelo. "Yo no conozco al tío, pero todo lo que sé es que está empujando su suerte y ahí está, como Kate, a la que conozco muy bien", afirmó.

"Kate quiere jugar con los chicos malos y ella lo ha hecho con uno, con otro y con otro más. Badabing, badabing, badaboom. Ella vivirá, los chicos morirán", dijo.