Preocupa a la SIP intención de
regular cobertura de nota roja

 

09 de abril de 2007
Redacción Proceso Digital

Tegucigalpa - El representante de Honduras ante la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Edgardo Dumas Rodríguez, expresó hoy su preocupación por la pretensión del presidente Manuel Zelaya, de regular la publicación de las noticias de violencia en los medios de comunicación y advirtió que de materializarse esa iniciativa sería un grave atentado a la libertad de prensa y de expresión.

Manuel Zelaya


La semana anterior el gobernante hondureño fustigó a los medios de comunicación locales por la cobertura de las informaciones de secuestros y asesinatos que se dan diariamente en el país y acusó a los periodistas de boicotear sus políticas de seguridad y de maximizar la actividad de los delincuentes y minimizar la labor de la policía en la lucha contra ese flagelo.

Al respecto, el representante de la SIP dijo que esas declaraciones del gobernante contrastan con las ofrecidas por su ministro de Seguridad, Álvaro Romero, quien contrario a su jefe alabó la labor de la prensa en el mantenimiento de la seguridad interior del país y elogió particularmente su colaboración en la pasada campaña de verano.

“Las declaraciones del presidente de la República no concuerdan con las ofrecidas por el ministro de Seguridad, Álvaro Romero, quien en declaraciones pasadas dijo que si para combatir la delincuencia y la criminalidad me permiten elegir con quien hacerlo entre un ejercito, un cuerpo policial y los medios de comunicación, sin ninguna duda me quedaría con estos últimos y con los periodistas”, recordó.

Agregó que por un lado uno encuentra que el secretario Seguridad dice que con los periodistas y medios de comunicación puede resolver su problema de inseguridad y cumplir con la responsabilidad que se le ha encargado y, por otro lado, el gobernante se queja de los medios de comunicación.

Dumas Rodríguez recordó que esta es la segunda oportunidad que un encargado del Poder Ejecutivo trata de establecer las normas y las pautas conforme a las cuales la opinión publica hondureña debe ser informada, ya que en el gobierno de Ricardo Maduro se intentó hacer lo mismo.

“Me parece que esta no es la primera oportunidad que un representante del Ejecutivo trata de dar cátedra de cómo deben servirse las noticias, la vez pasada el presidente anterior estuvo dando cátedra de cómo deben servirse las noticias por la forma que estaban respondiendo los medios a los hechos que se estaban presentando”, dijo.

Violación a la libertad
En torno a la intención del presidente Zelaya de enviar al Congreso Nacional una iniciativa de ley para regular la publicación de noticias de la nota roja, el delegado de la SIP estimó que sería un tremendo error y una equivocación pretender que los medios de comunicación sean obligados o se les imponga de forma arbitraria o por medio de una ley el cumplimiento de sus obligaciones informativas.


Edgardo Dumas Rodríguez
“Yo tengo entendido que las cuestiones éticas y profesionales en ninguna forma debe ser impuestos y que en una sociedad libre la opinión publica es la que castiga o premia a los medios de comunicación, cualquier otra cuestión o conducta o cualquier otra acción o intención es violatoria de la libre expresión y de la libertad de prensa”, advirtió.

Asimismo, Dumas Rodríguez rechazó que los medios de comunicación sean los responsables de la ola de inseguridad que prima en el país como lo dejo entrever el gobernante y dijo que los responsables de la percepción negativa del gobierno en ese tema son los encargados de las oficinas de relaciones públicas del gobierno.

“Si él quiere que eso cambie, lo mas fácil, lo mas sencillo, es cambiar a las personas que tienen encargadas de esas actividades en su gobierno y entonces los resultados definitivamente serán distintos, pero de ninguna manera pretendo darle clases de administración al Presidente, pero tampoco podemos permitir en forma alguna de que él pretenda establecer la forma, el modo, el tiempo y el lugar que los medios de comunicación tienen que darle a las noticias que se generen en las oficinas del gobierno”.

El entrevistado advirtió que cualquier intención del gobierno de disminuir la libertad de prensa y de expresión recibirá indiscutiblemente la oposición de la ciudadanía nacional y de la opinión pública en general, que es a su juicio, la única encargada de premiar o castigar la labor de los periodistas.

“Cualquier atentado a la opinión pública demostrará en un momento dado una falta de respeto a la ciudadanía que nosotros no podemos permitir en forma alguna”, dijo.

Finalmente, Dumas Rodríguez dijo que la SIP ya tienen conocimiento de la intención del gobierno de limitar la libertad de prensa y será en los próximos días que los encargados de los departamentos correspondientes adoptarán una resolución sobre el particular.

“La SIP y los 1,500 periódicos que la componen siempre pasan pendiente de la libertad de prensa porque ese es su quehacer fundamental defender la libertad de expresión y de prensa en el continente americano”, dijo.