Honduras se compromete a investigar caso de marinos panameños desaparecidos

 

12 de abril de 2007

Panamá - El gobierno de Honduras se comprometió en organizar un cuerpo especial para investigar el caso de tres panameños desaparecidos el año pasado en ese país, informó hoy el vicepresidente y canciller de Panamá, Samuel Lewis Navarro.


Lewis Navarro dijo que se reunió con su homólogo hondureño, Milton Jiménez, en el marco de la cumbre del Plan Puebla Panamá en la ciudad mexicana de Campeche a principios de esta semana, para plantearle el asunto.

"El gobierno está empleando todos los recursos diplomáticos para que al más alto nivel las autoridades hondureñas presten la mayor atención a este caso que mantiene en la incertidumbre y la zozobra a familias panameñas", expresó el canciller.

Jiménez prometió que el Ministerio de Justicia de su país organizará un cuerpo especial para investigar el caso de los marinos Jorge Luis y David Villalobos y el capitán de máquinas José Camilo Miranda.

Los tres llegaron en junio del año pasado al puerto de Roatán, una isla en el Atlántico hondureño, a bordo de la nave Calafate con bandera panameña que transportaba 330 toneladas de cemento venezolano importadas por una empresa de ese país.

Inicialmente el cargamento fue investigado por las autoridades hondureñas por supuesto contrabando, pero tras concluir las diligencias en septiembre del año pasado todos los tripulantes de la nave fueron sobreseídos de cargos.

Sin embargo, en lugar de regresar al país los tres panameños desaparecieron en territorio hondureño, lo que motivó que el Ministerio panameño de Relaciones Exteriores brindara la debida colaboración a sus familiares para localizarlos.

Hasta el momento, las investigaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos y la Policía Nacional de Honduras han sido infructuosas.

Como seguimiento a estas nuevas gestiones, próximamente funcionarios de la Procuraduría General de la Nación y familiares de los desaparecidos viajarán a ese país centroamericano para conocer como avanzan las investigaciones. ACAN-EFE
Comunidad negra conmemora 210 años de su llegada a Honduras

Tegucigalpa, 12 abr (ACAN-EFE).- La comunidad afroamericana de Honduras conmemoró hoy los 210 años de la llegada de los primeros negros al país, con diversas actividades cívicas y culturales.

El presidente de Honduras, Manuel Zelaya; el vicepresidente, Elvin Santos; el titular del Parlamento, Roberto Micheletti, y otros funcionarios del Gobierno asistieron a los actos principales celebrados en El Triunfo de la Cruz y La Ceiba, en el departamento caribeño de Atlántida.

Aunque se había anunciado que, por problemas de agenda, sería representado por Santos, el presidente Zelaya finalmente asistió a la jornada de clausura en La Ceiba.

El canciller de Honduras, Milton Jiménez, aclaró el miércoles a Acan-Efe que no era cierto que a La Ceiba asistirían los demás presidentes de Centroamérica, como habían anunciado la Organización de Desarrollo Étnico Comunitario (ODECO), promotora de los actos, y la misma Casa Presidencial en su página electrónica.

El diplomático explicó que, en efecto, la ODECO invitó a los gobernantes de los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) para que asistieran a los actos en La Ceiba, pero que no vendrían por problemas con sus agendas de trabajo.

Jiménez disertó hoy sobre el impacto de la cultura negra o garífuna en la integración regional, durante el acto celebrado en La Ceiba, a cuya clausura asistió también Zelaya, quien reiteró su apoyo a la etnia negra y destacó su aporte al desarrollo del país.

Las actividades para recordar la llegada de los primeros negros al país iniciaron el pasado 1 de abril y concluirán el día 30 de este mismo mes, indicó el presidente de la ODECO, Céleo Alvarez.

El calendario de actividades incluye charlas sobre educación, salud, discriminación racial, conferencias sobre la comunidad "garífuna" y sus primeros descendientes, exposiciones de arte y gastronomía, el aporte cultural de la raza negra al país, festivales de música y carnavales, entre otras.

Los primeros negros llegaron a Honduras el 12 de abril de 1797, como esclavos, procedentes de la isla de San Vicente, según apuntes históricos.

Desembarcaron en el sector de Punta Gorda, en la paradisíaca isla de Roatán, de donde después llegaron a tierra firme y se dispersaron por toda la región costera en el Caribe de Honduras, que tiene una extensión de unos 671 kilómetros, entre las fronteras con Guatemala y Nicaragua.

La población negra de Honduras representa el 10 por ciento de los siete millones de habitantes que tiene el país. EFE