Maradona ingresa de
nuevo en el hospital

 

13 de abril de 2007

Buenos Aires - El ex futbolista argentino Diego Armand Maradona ha vuelto a ser hospitalizado sólo dos días después de haber recibido el alta, tras sufrir una recaída, confirmaron fuentes médicas.

Maradona, que había abandonado el sanatorio Güemes de la capital argentina el miércoles pasado después de estar dos semanas ingresado a consecuencia de una hepatitis aguda tóxica, sufrió esta madrugada una nueva recaída y fue trasladado en ambulancia al Hospital Madre Teresa de Calcuta de Ezeiza (30 kilómetros al sur de Buenos Aires), donde permanece en la sala de Terapia Intensiva.

El ex futbolista ingresó al hospital acompañado por su médico personal, Alfredo Cahe, quien está a la espera de los resultados de una ecografía practicada a Maradona para descartar un problema agudo, como una pancreatitis.

Maradona ingresó en el centro hospitalario sobre a las 4.45 horas local (7.45 GMT) al sufrir fuertes dolores abdominales y una vez alojado en la unidad de cuidados intensivos, a petición del doctor Cahe, fue sedado.

Cahe, quien prometió ofrecer una rueda de prensa en breve, está reunido con las autoridades del hospital de Ezeiza para decidir el traslado al ex deportista a un sanatorio de la capital argentina.

En declaraciones a una radio local, Cahe dijo que Maradona "está compensado" y que planea llevar al paciente a la clínica Los Arcos de Buenos Aires.

El médico reiteró que no estuvo de acuerdo con que el ex futbolista abandonara este miércoles el sanatorio Güemes, aunque indicó que "se le dio el alta porque los exámenes que le hicieron daban resultados normales".

Comentó que todavía faltaban realizarle a Maradona "algunos estudios complementarios, como un examen cerebral".

Tras ser dado de alta el miércoles último, Maradona se había mudado a una finca a las afueras de Buenos Aires.

El ex futbolista sufre de una afección hepática crónica y hace dos semanas había sido ingresado de urgencia en el Güemes por un cuadro de intoxicación por consumo de alcohol. EFE