Médicos hondureños protestan
contra colegas graduados en Cuba

 

13 de abril de 2007

Tegucigalpa - Unos 300 médicos internos y estudiantes de último año de medicina de Honduras protestaron hoy contra el "favoritismo" de las autoridades hacia sus colegas graduados en Cuba, quienes a su vez demandan respeto a sus derechos.

Los manifestantes son médicos internos de hospitales estatales y estudiantes en servicio social, quienes se apostaron frente al Parlamento y el Ministerio de Salud, en el sector céntrico de la capital hondureña, para plantear sus demandas.

Una portavoz de los estudiantes, Martha Ayes, dijo a la prensa que el Ministerio de Salud pretende que, contrario a lo que establece la ley local, unos 300 hondureños graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) de Cuba no realicen internado rotatorio previo al servicio social y darles plazas sin concursar.

Explicó que, para que un profesional se incorpore al Colegio Médico de Honduras, primero debe cumplir un año de internado rotatorio y después otro año de servicio social.

Los manifestantes pidieron "que se agregue sin favoritismo a los egresados de la ELAM, una vez apropiadamente acreditado su título, a los sorteos de plazas del internado rotatorio y servicio social, sin privar a los estudiantes" de la Facultad de Ciencias Médicas de la estatal Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

El conflicto, que data de hace varios meses, se avivó esta semana por la aprobación en el Congreso Nacional de una moción, que no tiene fuerza de ley, que respalda la exención del año de internado rotatorio para los graduados en Cuba.

En un comunicado, los manifestantes también rechazaron otra moción legislativa, aprobada a finales de 2006, que recomienda que a esos profesionales se les otorguen plazas sin concursar y que pretende ser "ejecutada indebidamente" por la UNAH y el Ministerio de Salud.

El documento también señala diversas irregularidades que dificultan la incorporación de los graduados en Cuba, como el hecho de que no hay ningún convenio de nivelación académica entre la UNAH y la ELAM.

Un portavoz de los graduados en Cuba, Ivis Rodríguez, calificó de "insólito" que sus colegas protesten "no para ganar derechos sino para quitar los derechos que nosotros hemos adquirido", pues, aseguró, "estamos con todas las de ley", autorizados por la UNAH.

Agregó que el internado rotatorio "ya lo hicimos en Cuba" y que la UNAH "lo validó".

Dirigentes de ambos grupos demandaron que el Ministerio de Salud y la UNAH den una solución definitiva al conflicto.

Un millar de jóvenes hondureños estudian en la ELAM con base en un convenio firmado entre los gobiernos de Honduras y Cuba. EFE