14 de abril de 2007
Redacción Proceso Digital


Tegucigalpa - Una hambruna en varias comunidades del centro, sur y occidente del país se pronostica para los meses de mayo, junio y julio a raíz de la aguda escasez de granos básicos que ha comenzado a sentirse en el mercado nacional, advirtió hoy el ex ministro de Agricultura y Ganadería, Rodrigo Castillo.

“Se está avizorando una hambruna en los meses de mayo, junio y julio, por ejemplo, ya ahorita en el mes de abril está costando alrededor de 600 lempiras las 200 libras de maíz, eso no es normal y si está a 600 lempiras, ya en dos, tres o cuatro meses estará en 700 o 800 lempiras”, dijo.

A raíz de esta situación el gobierno deberá prepararse y tener lista la reserva estratégica de granos básicos a efecto de hacer frente a esa situación y, además, mantener inalterable el precio de los productos en el mercado, “pero si no tiene la reserva estratégica lista, el maíz se va disparar (de precio)”, apuntó.

Castillo agregó que la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) deberá hacer un gran esfuerzo para asegurar que el grano llegue a los consumidores y, por otro lado, tendrá que adoptar las medidas más acertadas que permitan compensar el acaparamiento masivo de maíz que está haciendo Estados Unidos para la producción de etanol.

Otro aspecto que incidirá en la disponibilidad de granos básicos será el gran consumo que está teniendo China Continental para mantener a sus más de mil millones de habitantes.

“Este es un serio problema, entonces la SAG deberá prepararse este año con un esfuerzo, pero con un esfuerzo de emergencia, dirigido a la producción para poder producir lo más que se pueda en las diferentes zonas, pero para poder incentivar la producción habrá que bajarle a los insumos”, apuntó.

En ese sentido, dijo que los productores ya no pueden seguir comprando productos como la urea a más de 300 lempiras, además, los campesinos y los pequeños productores del campo necesitan financiamiento para poder comprar la semilla y otros productos para la siembra.

El ex parlamentario indicó que las zonas más perjudicadas por la sequía y la carencia de granos básicos serán Lempira e Intibuca y la parte sur de los departamentos de El Paraíso, Choluteca, Francisco Morazán, La Paz y Valle. “esas van a ser las regiones más afectadas”, manifestó.

No obstante, indicó que las comunidades del norte del país no tendrán mayores problemas porque ahí se producen ciertas cantidades de maíz, aunque no en las montos que lo hacen otras regiones del país como Olancho. “En Honduras quedan muy pocos productores que cultivan más de mil manzanas”, dijo.

Confirma ministro
Consultado al respecto, el ministro de Agricultura y Ganadería, Héctor Hernández, confirmó que la falta de granos básicos se hará sentir con mayor fuerza en las comunidades del sur del país, pero apuntó que el gobierno está adoptando las medidas para garantizar el adecuado suministro de alimentos a la población de la zona.


Hector Hernández

“Las informaciones del ex ministro Rodrigo Castillo en cierta parte son ciertas, hay algunos municipios de la zona sur de los departamentos más pobres del país que no son zonas productoras de maíz y todos los años se tiene problemas con la demanda de este grano”, dijo Hernández.

Recordó que el año pasado el gobierno tuvo que apoyar con grandes cantidades de granos a los municipios del sur de Francisco Morazán, porque los terrenos y el clima de esa zona no son propicios para la producción de maíz.

El 80 por ciento de la producción de maíz sale del departamento de Olancho, El Paraíso, Yoro y parte de Francisco Morazán.

El ministro indicó que sólo Olancho tiene una capacidad de producir cerca de ocho millones de quintales de maíz, el Paraíso otros cinco millones y Yoro una cantidad similar. El resto de la demanda nacional sale de la región del litoral Atlántico y del occidente del país.

Dijo que gracias al plan de siembra puesto en marcha por el presidente Zelaya se cuenta, hasta el día de ayer, con unas 19 mil manzanas de cultivos de maíz de postrera que se comenzó a sembrar de enero a abril de este año.

“Con esa cantidad de áreas sembradas, nosotros esperamos que empiece a salir a principios del mes de mayo y principios de junio una cosecha de alrededor de 800,000 mil quintales, que vienen a cubrir es déficit que menciona el ex ministro Rodrigo Castillo”, apuntó el funcionario.

Dijo que también se ha contraído compromisos verbales con grandes productores, entre ellos, el propietario de la azucarera La Grecia, Guillermo Lippman, quien se ha comprometido a apoyar la producción nacional de maíz con la siembra de 2,000 manzanas del grano en sus propiedades en la zona sur y Olancho.

Asimismo, el funcionario informó que la SAG tiene trabajando en todo el país a unos sesenta ingenieros agrónomos, más las unidades de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (Dicta) para incentivar la siembra de granos básicos, especialmente maíz, ya que “es una prioridad del gobierno”.