Gobierno y maestros logran
acuerdo, pero paro de labores va

 

15 de abril de 2007

Tegucigalpa - El gobierno de la República no pudo hoy convencer a los dirigentes magisteriales para que abortaran el paro de labores y las movilizaciones que han convocado para este lunes y que dejará nuevamente sin clases a más de dos millones de estudiantes.


Los docentes exigen el cumplimiento del bono de calidad educativa a más de 48 mil docentes, así como la creación de unas 5,000 nuevas plazas para docentes, el cumplimiento de la merienda escolar y el desembolso a escuelas y colegios por concepto de matrícula gratis, entre otras exigencias.

El secretario de Educación, Marlon Brevé Reyes y el asesor presidencial, Enrique Flores Lanza. convocaron este domingo a los dirigentes de las seis principales organizaciones magisteriales del país en un intento por contener el paro de labores que éstos han convocado para el lunes, pero, aunque se suscribió un acuerdo, no pudo convencerlos de abortar las medidas de presión.

Tras la reunión, Brevé Reyes informó que se llegó al acuerdo de hacer efectivo el pago del bono educativo a unos 40 mil docentes de todo el país a más tardar el martes de esta semana.

El funcionario llamó a los docentes a que recapaciten para no afectar a más de dos millones de estudiantes del nivel prebásico, básico y de secundaria y los exhortó a mantener un diálogo transparente a favor de los intereses de sus alumnos.

Destacó que este año el gobierno ha destinado 2,500 millones en aumentos salariales a los docentes, 600 millones en pago de incentivos económicos y 124 millones para la creación de nuevas plazas, así como otros beneficios.

“Estamos cumpliendo ahora les toca a ustedes dirigentes magisteriales hacer valer su palabra a favor de los niños y jóvenes del país. El gobierno y padres de familia estamos unidos y no le nieguen el derecho a dos millones de estudiantes a recibir clases”, dijo.

Los colegios magisteriales mantienen la convocatoria para una asamblea este lunes, y pese a que ya conocen el acuerdo, no hicieron el llamado este domingo para que todos los maestros se presentaran a trabajar. El propio ministro dijo que los alumnos deberán reiniciar las clases este martes.

El acuerdo obliga al gobierno a erogar unos 125 millones de lempiras para cumplir con el bono de calidad educativa que debe pagarse a los maestros, según el acuerdo firmado el año pasado.

El ministro indicó que el gobierno continuará con las auditorías para determinar qué maestros cumplan con su obligación, y afirmó que con este acuerdo se acaba la campaña de confrontación.

“Se le pagará a los maestros interinos, y a los que estaba ausentes cuando se hizo la auditoría, pero tienen justificación”, señaló.

El gobierno ha auditado 43, 500 maestros, y por ello pagará a más tardar este martes a 40,000 docentes, mientras se investiga a unos 3,000 más para cumplirles con el bono.