Productores de café presionan a diputados por reformas a fideicomiso

 

24 de abril de 2007

Tegucigalpa – Centenares de productores de café se congregan hoy en las inmediaciones de la sede del Palacio Legislativo en el centro de Tegucigalpa para demandar una reforma a la Ley de Fideicomiso Cafetalero, informaron organizadores de la protesta.


Un portavoz del sector dijo a los periodistas que al menos 20.000 productores de café están llegando a Tegucigalpa a apoyar la protesta y exigir a los diputados discutir y aprobar las reformas al fideicomiso cafetalero.

No obstante, un portavoz de la Policís declaró que en el lugar se congregan unas 2.000 personas, aunque indicò que esperan que este número se incremente en el resto de la tarde.

La fuente dijo que la presencia de los productores de café no ha ocasionado mayores problemas en la ciudad.

La reforma busca que se incremente el fondo del fideicomiso, que se capitalizó con la retención de nueve dólares por cada quintal de café exportado y que actualmente es de al menos 700 millones de lempiras.

El proyecto de reformas fue presentado al Congreso Nacional por el diputado y dirigente del sector cafetalero José Ángel Saavedra.

Los promotores de la iniciativa justifican la misma diciendo que las reformas beneficiarán a unos 70.000 de los 110.000 productores del grano a nivel nacional, mediante el acceso a préstamos blandos, sin poner en riesgo sus propiedades.

Dicen que pretenden que el fideicomiso se convierta en un mecanismo que permita a los productores obtener nuevos recursos para invertir en la renovación de fincas, mejoramiento de calidad, beneficios de café, industrialización y diversificación.

Alegan que la medida favorecerá el incremento de la producción exportable del grano.

Quienes se oponen a la solicitud han solicitado al Congreso Nacional que antes de aprobar las reformas se efectúe una auditoria a las organizaciones cafetaleras que manejan el fideicomiso.

El presidente del Parlamento, Roberto Micheletti, advirtió el fin de semana anterior a los dirigentes de la protesta que no procederá a la discusión de las reformas bajo presión.