25 de abril de 2007
Redacción Proceso Digital


Tegucigalpa – Miles de hondureños participan hoy en la “Marcha del Silencio" convocada por el Partido Nacional de Honduras para protestar por los altos índices de inseguridad y violencia que vive el país.

La marcha la encabeza el presidente del Comité Central del Partido Nacional, Porfirio Lobo Sosa, y el presidente de la bancada de diputados nacionalistas en el Congreso Nacional, Rodolfo Irías Navas.

Junto a ellos se encuentran la mayoría de los miembros del CCPN, de la bancada de diputados, ex miembros del gabinete del gobierno que presidió Ricardo Maduro (2002-2006) y miles de ciudadanos de distintas regiones del país.

También se han unido a la protesta la ex candidata presidencial nacionalista, Nora Gúnera de Melgar; Lucrecia Alvarez, esposa del alcalde capitalino, y dirigentes como Soad Salomón y Rosa Elena Lobo.

La dirigencia partidaria viste pantalones negros, camisas blancas y un lazo negro, en señal de luto por las víctimas de la ola delictiva, dijeron los organizadores de la protesta.

“Venimos a pedirle al Gobierno que sea mas responsable, que nos de seguridad”, dijo un poblador de la colonia Nueva Capital de Tegucigalpa que participaba en la marcha.

El entrevistado puso como ejemplo que en su comunidad se han visto obligados a cerrar la escuela, ya que los delincuentes mantienen control de la zona y no dejan a los maestros impartir sus clases.

El cierre afecta a por lo menos 200 niños, declaró.


Otro poblador clamó por la destitución del actual ministro de Seguridad, Álvaro Romero, quien en su opinión “no está haciendo un buen papel.



“Queremos que el hombre salga de allí, lo que queremos es seguridad”, apuntilló.

El diputado Irías Navas indicó, por su parte, que la marcha se convocó con el propósito de “acompañar al pueblo en sus reclamos por más seguridad”.

“Creemos que el Gobierno tiene que abrir los ojos, no podemos seguir viviendo con esta delincuencia, no es justo que la gente honesta esté encerrada en sus casas”, apuntó.

El congresista señaló que la inseguridad, la perdidas de vidas humanas, el dolor, la tristeza, ahuyentan la inversión, lo que incrementa los índices de desempleo en el país.

La marcha ha iniciado en las inmediaciones del Estadio Nacional, desde donde irá a la Plaza Morazán.

La marcha no se ha visto alterada a pesar de la pertinaz lluvia que sorpresivamente cae esta tarde sobre la capital hondureña.

¡Basta ya de tanta inseguridad!

En su mensaje a los manifestantes, el presidente del CCPN, Porfirio lobo Sosa, gritó un “basta ya de tanta inseguridad”.

“Hemos venido para hacer un reclamo justo, para que entienda el Gobierno de la República que tiene la responsabilidad de darle al pueblo seguridad. Ese es el deber del Gobierno”, dijo en un breve discurso el presidente del Partido Nacional y ex candidato presidencial Porfirio Lobo Sosa.



“Basta, basta ya de estar en inseguridad, suficiente sangre inocente, suficiente sangre sobre todos de los más pobres que son los más sufren porque no tienen ninguna protección especial, basta ya de tanto asalto, basta ya de tanta agresión a humildes compatriotas, basta ya de tanta indiferencia", añadió.

Pidió a las autoridades que "entiendan y reconozcan que este pueblo está sufriendo y los que estamos en esta marcha el día de hoy nuestro corazón lleva sangre en solidaridad con todos los compatriotas que han muerto a manos de los delincuente”.

Pidió al Gobierno que “no siga siendo indiferente ante la sangre que están derramando los humildes compatriotas, que no sigan siendo indiferentes ante ese problema de que nuestros jóvenes estén prisioneros de los delincuentes, ante la realidad triste de nuestros niños que viven en los barrios pobres que crecen entre el terror”.

También demandó “tranquilidad para todos los hondureños, libertad para nuestros jóvenes, paz para nuestros niños, paz para todos los hondureños. Que viva Honduras y que el Gobierno se ponga las manos en el corazón y que haga su mejor esfuerzo para darnos seguridad”

Los manifestantes rompieron el silencio para gritar junto a Lobo Sosa su clamor por mejores niveles de seguridad en el país.

La marcha es justa

“Si yo marcho pidiendo algo que es justo y que el pueblo pide, estoy tomando una bandera justa” así lo expresó el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, al referirse a la marcha contra la delincuencia promovida por la dirigencia del Partido Nacional.


Ramón Custodio
“Si yo marcho pidiendo algo que es justo y que el pueblo pide, estoy tomando una bandera justa”, dijo el defensor de los derechos humanos a los periodistas.

Custodio consideró que el pueblo tiene derecho a protestar por la falta de efectividad de los servicios que presta la policía.

A criterio del funcionario la marcha pudo realizarla otro partido y la respuesta de si tenemos o no tenemos seguridad pública no debe basarse en que han bajado las estadísticas en un muerto por cada año o decir que si usted no sale a las 9:00 de la noche ya no va a tener peligro de que lo asalten.

Nadie le puede prohibir a un partido político que enarbole banderas de reivindicación, cualquiera que sea, en este caso, seguridad pública y si eso coincide con la mayoría de opinión es agilidad política en descubrir qué es lo que el pueblo demanda, expresó

“Le voy a hablar como ciudadano que he vivido en este país desde que tengo uso de razón, aquí sólo hay dos partidos que han estado en el poder, a parte del lapso en que estuvieron los militares, y ninguno le ha dado las respuestas al pueblo, en materia de seguridad pública”, cuestionó finalmente el dirigente humanitario

El funcionario del ente estatal, cuestionó a los que utilizan las estadísticas para impresionar y dar a entender ante el pueblo que “ha bajado la criminalidad” cuando la realidad es que el pueblo está desilusionado ante la inefectividad de la policía.

“El pueblo no necesita de estadísticas, el pueblo siente y dice que no sirve lo que nos están dando como seguridad”, enfatizó.