Un nuevo sondeo da a Sarkozy un 53 por ciento de votos en la segunda vuelta

 

26 de abril de 2007

París - Un sondeo del instituto BVA divulgado hoy da al candidato conservador Nicolas Sarkozy ganador con el 53 por ciento de los votos en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas, que se celebran el próximo 6 de mayo.

Según este sondeo, realizado el martes, el 41 por ciento de los electores del centrista Bayrou se decantan por la candidata socialista, Ségolène Royal, y un 34 por ciento por Sarkozy.


Este último recibiría el apoyo del 49 por ciento de los electores que votaron por el ultraderechista Jean-Marie Le Pen, un descenso sobre el 60 que el pasado domingo decía que se decantaba por él.

Según el director de sondeos de BVA, el avance de Sarkozy se debe a la movilización "desigual" de los votantes de ultraizquierda a favor de la socialista Royal en la segunda vuelta.

En otras encuestas realizadas tras la primera ronda, Sarkozy obtenía entre el 54 y el 51% de las intenciones de voto.

Mientras, aumentan las posibilidades de un debate público mañana entre la candidata socialista al Elíseo, Ségolène Royal, y el líder centrista François Bayrou, eliminado en la primera ronda de las presidenciales y del que busca conquistar a su electorado.

El entorno de Bayrou hizo saber hoy que está dispuesto a aceptar el encuentro ante la prensa regional, propuesto la víspera por Royal, si "los telespectadores pueden tener acceso" al cara a cara.

A diez días de su duelo final por el Elíseo con el conservador Nicolas Sarkozy, Royal ha intensificado sus guiños a Bayrou y a los casi siete millones de electores que votaron por él en la primera ronda de las presidenciales del pasado domingo.

Royal subrayó anoche en la cadena France 2 sus convergencias con Bayrou y abrió la puerta a incorporar a su "pacto presidencial" posiciones del centrista al afirmar que "las buenas ideas, vengan de donde vengan", deben ser aprovechadas en nombre de "interés del país".

El líder centrista anunció ayer que no dará consigna de voto a sus electores, arremetió con virulencia contra Sarkozy e insinuó que podría votar por Royal si de aquí al 6 de mayo se producen "evoluciones" en las posiciones de ésta.

Sarkozy se mostró abierto al "diálogo" con Bayrou pero excluyó un debate público con él, ya que el único que debe haber antes de la segunda ronda y que ya está programado para el 2 de mayo es entre los dos finalistas: él mismo y Royal.

El director de campaña de Sarkozy, Claude Guéant, dijo hoy que éste y Bayrou no han hablado desde el pasado domingo, pero sigue en pie la propuesta de "diálogo" con él y sus parlamentarios.

Entrevistado en la emisora "Europe 1", Guéant denunció la operación de "diabolización" emprendida contra el candidato de la UMP por parte de la izquierda y de Bayrou, y reconoció que la batalla en las urnas no está ganada.