Arrestan en Denver a 49 pandilleros acusados de
traficar drogas de México

 

27 de abril de 2007

Denver (EEUU) - Autoridades federales y representantes de la policía de Denver anunciaron hoy el arresto de 49 personas, acusadas de pertenecer a la pandilla más antigua de Denver y de traficar con drogas traídas ilegalmente desde la frontera mexicana.


Entre los detenidos, capturados esta madrugada, figuran numerosos latinoamericanos, la mayoría de ellos acusados por un jurado federal de traer sustancias ilícitas desde México y de transportar el dinero obtenido por el tráfico de esas sustancias desde Colorado a ese país.

En rueda de prensa, el fiscal de distrito de Denver, Mitch Morrissey, calificó a los arrestados como "lo peor de lo peor", y agregó que "se trata de pandilleros violentos que se ganaban la vida vendiendo drogas y armas de fuego".

Por su parte, el fiscal federal Troy Eid indicó que "se trató de una operación extremadamente difícil y peligrosa", ya que los arrestados supuestamente pertenecían a la pandilla de los Tre Tre Crips, que a su vez forma parte de la pandilla Rollin' 30s Crips, que se estableció en Denver a principios de la década de 1980.

Eid indicó que unos 450 agentes de los departamentos de policía de Denver y de Aurora, del FBI, del Departamento de Justicia de Estados Unidos, de la DEA, y de otros organismos federales de seguridad participaron en el operativo.

Agregó que las investigaciones comenzaron hace 18 meses y, además de los arrestos, se incautó un millón y medio de dólares en efectivo (incluyendo 100.000 dólares descubiertos hoy), así como 42 de armas de fuego, casi 85 kilos de cocaína, dos kilos de "crack", una cantidad similar de marihuana y tres vehículos.

Entre los arrestados figuran Luis Camacho Levario, de 33 años, y Alejandro Camacho Levario, de 28, acusados de participar en el tráfico de estupefacientes, incluyendo la distribución de 20 kilos de cocaína.

Otros de los arrestados fueron Edgar Díaz Calderón, 28 años, y Eustacia Díaz Calderón.

Además fue detenido Edgar Muñoz Gómez, que enfrenta cargos por vender más de 260.000 dólares en cocaína y de tratar de llevar ese dinero hasta México.

Entre los acusados está Brian Kenneth Hicks, quien ya estaba en custodia de las autoridades por intimidación de testigos en el caso del asesinato en enero de este año de Darrent Williams, el esquinero de los Broncos de Denver.

Hicks ahora enfrenta también cargos de conspiración para la distribución de cocaína. Se presume que Hicks actuaba como el líder de la pandilla. La mayoría de los detenidos eran sus asociados.

El fiscal federal Eid dijo que los arrestos "prácticamente desmantelaron" a las pandillas involucradas. EFE